Qué difícil es quererte

Algo normal y que no tiene ya mayor trascendencia es la salida de un entrenador atlista por la puerta de atrás, y digo que no tiene mayor trascendencia por cómo se manejan las cosas en Colomos.

Algo normal y que no tiene ya mayor trascendencia es la salida de un entrenador atlista por la puerta de atrás, y digo que no tiene mayor trascendencia por cómo se manejan las cosas en Colomos. Sin saber realmente qué es lo que pasa ahí, administrativamente hablando, sin conocer las repercusiones y beneficios que pudiera tener el convertir al club en Sociedad Anónima, apunto y subrayo únicamente aspectos deportivos, dejando claro también mi enorme cariño por este equipo. Es probablemente el único club en el mundo que produce jugadores como lo hace y no tiene un título en casi sesenta años, y estamos hablando de jugadores que son referencia a nivel mundial del futbol mexicano, Rafael Márquez, Andrés Guardado, Pável Pardo, Oswaldo Sánchez, Jared Borgetti, a estos se les suman otros más con un nivel suprerior a la media pero que no permanecen por mucho tiempo en el club, Mario Méndez, Omar Blanco, José de Jesús Corona, etc., no terminaria hoy de nombrarlos. Parece ya, que el sufrirle y acomodarnos a la frase de "arriba el Atlas aunque gane", nos identifica y divierte, que tiene que ser de esta manera únicamente, que para irle al Atlas es inherente el sufrir, pero ¿por qué? ¿Qué equipo se armaría si la prioridad de los asociados fuera el título?, ¿qué cuadro se formaria si no se hubieran ido los hijos pródigos?, ¿cuántas estrellitas en el pecho tendriamos ya? ¿cómo armaria usted, amigo lector, a un cuadro con tales figuras? La mayoría de los jugadores que nombré hace un momento levantaron por lo menos una copa vistiendo otra camiseta, sí, el ser campeón no es algo que se da con frecuencia o en cualquier persona, se tiene un gen distinto si lo quieren ver de esta manera, no por nada en el momento de retirarte es más fácil haber sido seleccionado nacional que Campeón de Primera División. Es otro proceso roto, otra vez empezar de cero, manejar diferentes conceptos dependiendo el nuevo entrenador, de esta manera se justifica una futura nueva salida por el poco tiempo para trabajar que se tuvo y por ende un nuevo fracaso, ¿o creerán ustedes que habrá paciencia con la porcentual quemándonos las patas? Como pintan las cosas, y si no se hace algo ya, muy pronto levantaremos una copa de campeón, lamentablemente no será la de Primera División. De verdad Atlas, no sabes lo difícil que es quererte, pero sabemos que tú no tienes la culpa. Seguimos fieles.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas