El manejo de grupo

No es sólo reírte y bromear con los jugadores, hacer asados, permitirles algunas libertades bajo su responsabilidad o tomarte de vez en cuando una cerveza con ellos.

No es sólo reírte y bromear con los jugadores, hacer asados, permitirles algunas libertades bajo su responsabilidad o tomarte de vez en cuando una cerveza con ellos, un buen manejo de grupo involucra muchísimas cosas más. No se necesita haber tomado un curso de lectura de labios para saber que lo que dijo Osvaldo Martinez al salir de cambio el domingo pasado fue "hijo de puta" con una mirada retadora a Vucetich, lo del "Chupete" está clarito también, desde mi punto de vista está clarito que estos dos jugadores iniciarán en la Ida de la Final, no porque no califiquen a un castigo por su actitud, sino porque el que jueguen es lo mejor para el grupo, ya tendrá tiempo el entrenador de cobrarse lo que se tenga que cobrar, pero esta semana, seguro no.

Me comentaba hace unas semanas uno de mis lectores que vive en la ciudad de Monterrey,  que la relación entre jugadores y Cuerpo Técnico no es tan sólida como aparenta ser, o como mi persona se imaginaba, esto quedó de manifiesto el partido pasado, pero a final de cuentas un buen manejo de grupo no es que seas amigo de los jugadores, es que estén unidos y jalen parejo hacia un mismo lado, si analizamos esto, el que tú como entrenador logres un buen desempeño de tus jugadores y aparte seas amigo y le agrades a todos, es prácticamente imposible.

Decía Aguirre, "no me preocupan los que están jugando, me preocupan los que están afuera", refiriéndose al manejo de grupo y que esto genera inconformidades y caras largas en el resto del plantel; como sea, los once de inicio están contentos con este hecho, bueno, aparentemente, porque el jugador que no es citado quiere ir, el que va, quiere salir a la banca, el que sale a la banca quiere entrar, el que entra, iniciar, el que inicia quiere ser Capitán y el Capitán quiere tirar los penales, luego se nos hace raro que los entrenadores que tácticamente se las saben de todas, todas, fracasen.

Por lo general cito ciertos acontecimientos que yo vi o viví, cuando no fui testigo aclaro, yo de esto que comento a continuación no fui testigo pero lo creo, lo creo porque conozco a los involucrados. El campeonato que conseguimos en Pachuca en el Invierno del 99, lo logramos gracias a la extraordinaria actuación de Pablo Hernán Gómez (Q.E.P.D) que consiguió realizar seis goles tan sólo en los partidos de Repechaje, Cuartos y Semifinales.

Después del partido de ida (empatamos 2-2 en el Hidalgo), Aguirre tenía la difícil decisión de en el partido de vuelta prescindir de uno de nuestros extranjeros, ya que Nacho Gonzalez, Pablo Roetti, Caballero, Glaria y Pablo eran titulares y sólo se permitía jugar a cuatro en el Azul.

Aparentemente, y eso sólo lo sabrá el, Aguirre había decidido sacrificar al "Pelado" Gómez, éste al saberse "borrado" comentó que si no iniciaba no viajaría, al final el sacrificado fue Glaría (autor de los 2 goles en el Hidalgo) y al final también, levantamos la copa porque este acontecimiento no trascendió ni afectó al grupo ni a nuestros objetivos, conociendo al "Vasco" me imagino las que tuvo que conceder y "tragarse" con tal de que siguiéramos unidos y concentrados.

Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, Monterrey sigue pasando por una Liguilla inusitada, y estoy seguro que el capeo de los berrinches por parte del "Vuce" fortaleció aún más al grupo.

Línea de cuatro, de cinco, tres volantes, cuatro, adaptar posiciones y convencer para correr todo el partido, un funcionamiento excelente la mayoría de los partidos, diría Victor Manuel Vucetich, ¿qué importa si de vez en cuando me maldicen o me quieren pegar una trompada, si se matan en donde realmente cuenta?

La fortaleza de un grupo  no son los tintes de cabello, barbas crecidas, pelucas o máscaras, es lo que haces dentro del campo, el compromiso hacia tu compañero en la cancha, lo solidario y que estés dispuesto a pasar desapercibido con tal del éxito colectivo, lo demás señores, es lo de menos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas