El 'parado' es irrelevante

Hice referencia ya a este tema hace un tiempo, todas las formaciones son una misma dependiendo la altura, posesión y posición de la pelota.

Hice referencia ya a este tema hace un tiempo, todas las formaciones son una misma dependiendo la altura, posesión y posición de la pelota, que cualquier "parado" no significa ser ofensivo o precavido, puedes tener cinco en el fondo y adelantarlos a medio terreno o tres delanteros que tienen la obligación de regresar a su campo cuando no se tiene la pelota, la diferencia radica en el funcionamiento y la altura en donde se pretende recuperar el balón.

Para ejemplificar compararemos la línea de cinco con tres volantes y dos delanteros contra la de cuatro con dos contenciones, dos volantes y dos delanteros, cinco en el fondo serían tres centrales y dos carrileros, la línea de cuatro la compondrían dos centrales y dos laterales.

La premisa en la mayoría de los entrenadores es mantener tres defensores en marca al ataque, no necesariamente por soportar a dos atacantes y uno sobrando, sino porque dos  jugadores difícilmente abarcan el ancho de la cancha (en pelota parada se modifica y arriesga por ser una situación clara atacando), se pretende también mantener a uno de los contenciones en posición de equilibrio en caso de una perdida de pelota y un posible contragolpe, también con libertad en esa posición para dar circulación, en el caso de los cinco, los carrileros tienen la tarea de atacar por las bandas al mismo tiempo quedando así los tres centrales, en línea de cuatro se desprende un solo lateral por jugada dependiendo el sentido y lado por donde se pretende atacar, el otro lateral formará la línea de tres cerrándose con sus centrales.

Al defender con la pelota en cualquiera de las bandas en tres cuartos el volante rompe y choca contra el poseedor, en el caso de los tres volantes de la línea de cinco el del otro lado se convierte en contención al cerrar, y el carrilero de ese mismo lado volantea, en la línea de cuatro el movimiento se adapta sin grandes transiciones, ambos parados quedan con dos líneas de cuatro.

Ya estando la posición del balón en medio campo y ya rebasado el volante en la línea de cinco, quien rompe es el carrilero de ese lado y el otro se mete conservando intactos los cuatro en el fondo, con el 4-4-2 quien choca es el lateral y quien se mete es el volante, igual quedan cuatro atrás.

Quedando claro desde un inicio que son bases solamente, cada entrenador tendrá sus ideas firmes respecto a qué hacer y cómo funciona mejor su propuesta, pero el común denominador es que la agresividad depende siempre de donde pares al equipo, no como lo pares.

Con gusto estamos en contacto vía twitter @gmascareno

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas