La intención es lo que cuenta

Jugar "de primera" no se refiere a jugar de un toque, como pasa muchas veces, nos confundimos al escuchar a algunos narradores e incluso a analistas, cuando utilizan esta futbolera frase.

Jugar "de primera" no se refiere a jugar de un toque, como pasa muchas veces, nos confundimos al escuchar a algunos narradores e incluso a analistas, cuando utilizan esta futbolera frase quieren decir "jugar de primera intención", jugar de esta manera es cuando optas por tu primera opción (generalmente la acertada), puede ser, por supuesto, a un toque, 2 ó 3 pero también hasta 8 ó 10 (si decidiste encarar desde el momento de recibir o incluso antes), o puedes jugar a un toque en una jugada de segunda intención (si tienes planeado descargar al "9" antes de recibir esta es tu primera opción pero al final es marcado y decides apoyar, ahí jugaste "de segunda" con un solo golpeo).

"Cancelar" una jugada decidida desde un principio se debe muchas veces a un mal gesto técnico, ya al tener que pensar con la pelota en los pies complica un desarrollo adecuado de cualquier jugada, sin embargo, la creatividad y astucia en estas circunstancias hace a este deporte tan sorpresivo y espectacular.

En otros deportes como el béisbol, futbol americano o basquetbol el porcentaje de jugadas preestablecidas que vienen desde el vestidor es altísimo, en nuestro deporte se intenta establecer bases según posesión y posición de la pelota pero con mil variantes de acuerdo a la propuesta contraria e iniciativa del jugador. En el béisbol no hay segundas intenciones, es hacer lo correcto o anotar error en la pizarra, por ejemplo, si hay "roletazo" al cuadro el lanzamiento será a primera, si hay corredor en primera se buscará la doble jugada, si está en segunda y el bateo es a los jardines (hit) es a "home" y así sucesivamente, incluso con "bat" en mano reciben indicaciones de cuándo intentar y qué, en el americano si existen jugadas "rotas" pero cada "primera intención" viene de la banca, libros de jugadas gruesos como Biblias así como mil entrenadores  por líneas y en los palcos son necesarios, lo son porque generalmente cada integrante tiene una tarea determinada en cada jugada para ofrecer apoyo al poseedor del balón (si no existiera esta sincronización no  habría un solo pase completo), en el basquetbol se tiene tiempo para que el armador indique qué se va a hacer (haciendo una señal con la mano), en estos deportes la diferencia radica en la calidad y espectacularidad de los gestos técnicos.

Es claramente por las pausas y tiempos entre jugada y jugada pero en general la mayoría de los deportes tienen estipuladas las intenciones desde antes y por quien los dirige, no por quien las efectúa.

Trabajar referencias dependiendo formaciones y pretensiones es vital en el futbol, de ahí resultarán jugadas de primera opción, movimientos sincronizados a partir de la altura del balón darán siempre un orden para que después cada jugador tome una decisión, solo él es responsable del destino de la pelota en esos momentos, independientemente de los traslados de sus compañeros, buenos o malos.

Haciendo referencia a lo arriba escrito respecto a los tiempos y pausas en otros deportes, es bastante significativo que en el futbol más del 60 por ciento de los goles caigan en pelota parada, donde los movimientos son trabajados, sincronizados y mecanizados, cada hombre sabe hacia dónde le corresponde ir, es ahí cuando la última determinación viene de afuera.

La primera intención es para jugar lo más rápido posible, dando los "toques" que sean, es rápido y sorpresivo puesto que quien tiene la pelota a pesar de que debe crear y el que defiende destruir el que decide que pasará es obviamente el poseedor, mientras que el "destructor" pierde un tiempo especulando que sucederá.

La diferencia o quien la marca como siempre son los pinches "cracks", estos ventajosos genios tienen más de una primera intención por posesión, incluso primeras opciones 2 ó 3 jugadas antes de que se presenten, imposibles de detectar por nosotros los mortales.

Pese a todo esto, lo genial del futbol es por sus "segundas intenciones", por eso todos podemos jugarlo, no requerimos planes preestablecidos ni movimientos monótonos si eres capaz de hacer un "túnel" o un "taco", si "burlas" a 3 o "tiras" de media cancha, las jugadas "rotas" modifican el juego, lo retornan a lo que en un inicio pretendía ser, quien tiene la pelota dicta que tienen que hacer los demás, no como muchos pretenden ahora, que los demás te digan qué es lo que tienes que hacer a huevo con esta.

Con gusto estamos en contacto vía twitter @gmascareno

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas