Entrenador y psicólogo

"Tengo entendido que el año pasado le ganaron a este mismo equipo, bien, entonces hagan lo mismo". Don Nacho Trelles en la charla antes de un partido contra U. de G.

"Tengo entendido que el año pasado le ganaron a este mismo equipo, bien, entonces hagan lo mismo". Don Nacho Trelles en la charla antes de un partido contra U. de G. recién llegado a Puebla (ese juego lo ganamos 1-0).

Complementando la editorial de la semana pasada, es obvio que cada grupo responderá de manera diferente a determinados estímulos, el entrenador debe distinguir el estado en que se encuentran sus jugadores, en muchas ocasiones para tener a "x" jugador, concentrado pegar un grito, fingir enojo o tranquilidad, y como en este caso, darle toda la responsabilidad al grupo sabiendo que sin trabajo previo no marcara diferencia ningún cambio táctico en tan poco tiempo.

Al medio tiempo y en un partido desastroso de la Selección Argentina, Bilardo se pasó los 15 minutos del descanso callado y sólo mirando a sus jugadores, cuando el árbitro pitó para que regresaran a la cancha sólo dijo "dele, vamos a la cancha, ah y por favor, trate de ya no darsela a ellos", muchas veces un grito está de más, una represalia sale sobrando cuando sabes que tus jugadores lo están intentando y no les sale nada.

Llegando un poco más lejos, el entrenador debe estar consciente de cómo puede sacar provecho de cada situación, y no sólo a sus jugadores sino también a los contrarios, e incluso al Cuerpo Arbitral, Aguirre en cierto partido cuando yo presionaba continuamente al árbitro me gritó: "ya Mascareño, cállate y ponte a jugar, chingada madre", lo gritó justo en las narices del de negro, de ahí a más, todas las dudosas nos la marcó a favor.

El mismo Bilardo en 1986, Argentina vs. Inglaterra, puso sobre la mesa casi "sin querer" el conflicto de las Malvinas y el orgullo argentino para sacar el máximo de sus jugadores, siempre será para todos, buscar un fin bajo cualquier medio, todo es válido con tal de lograr determinado objetivo.

Cuándo aplicar dobles sesiones de entrenamiento, cuándo dar descanso, cuándo hacer un asado con cerveza o incluso cuándo llamar a casa de jugadores solteros en la noche pa' que no salgan (es neta), en los viajes al extranjero cuando dar noche libre o cuando no permitir salidas en la tarde al mal, toda determinación lleva un mensaje, cada conclusión del entrenador siempre tiene trasfondo, que lo tomen todos o no es otra cosa.

Lágrimas en los ojos, este "recurso" es increíblemente utilizado por algunos, detectar que son sinceras o no es prácticamente imposible, como bien lo dije, es válido siempre y cuando sea para lograr un objetivo común, son artimañas que van dirigidas siempre a sacar lo mejor del plantel, no necesariamente acciones traidoras e hipócritas, sólo accesorios motivadores para ciertas circunstancias.

Es tan competido el futbol de ahora que se debe tomar en cuenta cada cosa para sacar puntos, sueño guajiro creer que con buenos jugadores y planteamientos acertados se garantizan victorias.

Con gusto estamos en contacto vía Twitter @gmascareno.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas