Los tres foráneos olímpicos

Ahora ya calificados a las Olimpiadas todos especulamos con quiénes debería reforzar Tena, cómo debe funcionar y hasta cómo formar, otra vez la encrucijada.

Ahora ya calificados a las Olimpiadas todos especulamos con quiénes debería reforzar Tena, cémo debe funcionar y hasta cémo formar, otra vez la encrucijada, llevar a los mismos o llenarnos de incrustaciones, otra vez si no vencen será porque reforzó o no lo hizo, la determinación mas brava de un Seleccionador es complacer y salir "tablas" o decidir "bien" según su lectura. Si vienen los Dos Santos, Vela o "Chicharito", mal, si no, peor,  la idea es incomodar y generar polémica para el rating, en el trayecto a la competencia todos escupimos pa' arriba y después en pleno torneo, suspiramos y hacemos rabietas por el cagadero que armamos, me intriga cómo sorteara el "Flaco" Tena todas las preguntas mal intencionadas que vendrán, estoy seguro que la figura no perderá. Pese a que el sistema utilizado por Luis Fernando es sencillo y claro y que la formación no viene con inventos se debe conjuntar un grupo para correr al mismo lado y al mismo tiempo, se requiere tiempo para reconocer en qué momento tu compañero está listo para lanzar, cuando es el momento de presionar o esperar, sincronizar movimientos requiere varias sesiones de trabajo, obviamente yo prefiero el conjunto a individualidades "chulas" pero sin trabajos tácticos previos. Hugo Sánchez en el mundial 86 de México llegó con un obsequio para cada integrante del equipo, su intención, estoy seguro, fue ser aceptado inmediatamente, naturalmente para algunos jugadores fue ofensivo y generó malestar, no necesariamente reflejado en la cancha pero si fuera de ella (muchos equipos campeones jugaron con integrantes que no se dirigían la palabra fuera del terreno de juego, incluso con conflictos serios entre ellos), no es lo que busca ahora Tena, tiene un grupo claramente armonioso y solidario, dentro y fuera, el ideal de todos los entrenadores. ¿Qué factores toma en cuenta el entrenador para decidir? Por una vez pongámonos en sus zapatos; ¿A un conjunto armado, comprometido y solidario que le haces? ¿Cómo incrustas sin despertar un sentimiento en tus jugadores de deslealtad? ¿Cómo justificas ante los medios no convocar a supuestamente un jugador mejor de los que ya tienes? ¿Cómo le dices a tu grupo que más de un calificado quedará fuera?   Es la disyuntiva de los entrenadores nacionales, siempre faltará y sobrará alguien para la opinión pública, más en esta ocasión que sólo caben tres "mayores", ¿Qué puestos deben ser reforzados y por quién? Si no existiera esta cláusula estaríamos más que satisfechos con el conjunto ya armado, a final de cuentas el objetivo pretendido es agrupar 18 o 20 individuos convencidos en luchar por un fin común, juegue quien juegue, solidarios y fieles. No me cabe la menor duda de que Luis Fernando Tena sabe de qué se trata, está compenetrado con su equipo y conoce por donde falta y qué tiene que decir si requiere acoplar a alguno sin resquebrajar al conjunto. No me cansaré de decirlo.......once extraordinarios jugadores no necesariamente conjuntan ni siquiera a un regular equipo, la idea es once jugadores trabajando como uno, sean cual fueren las características individuales. Con gusto estamos en contacto vía twitter @gmascareno.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas