Si sabes como me pongo pa' que me invitas

Como vives juegas y como juegas diriges, no existe ninguna posibilidad de que tu personalidad se transforme de un renglón a otro, si fuera así, quedaría en evidencia tu credibilidad e intensidad.

Como vives juegas y como juegas diriges, no existe ninguna posibilidad de que tu personalidad se transforme de un renglón a otro, si fuera así, quedaría en evidencia tu credibilidad e intensidad y serían nulas; eres lo que eres y, te funcione o no, permaneces atado a lo que Dios te dio.

No podemos tampoco justificar algo que era inevitable, Herrera terminaría de esta manera tarde o temprano, podemos satanizarlo todo lo que quieran pero al final del día "la culpa no es del indio sino de quien lo hizo compadre".

Y para acabarla de joder, la elección del "Piojo" para ocupar el puesto en la Selección es una de las determinaciones mas acertadas de los directivos en los últimos tiempos, no así su permanencia, al momento de elegir sustituto para salvar la clasificación al Mundial necesitas no a un entrenador sino a un conjunto, el equipo mas equilibrado en aquellos momentos era America, independientemente del titulo. El "Piojo", por única vez, era el candidato natural.

Ahora, dentro del ambiente futbolístico no hay nada mas honorable que "ir de frente", decir lo que se piensa y no "apuñalar por la espalda", dentro de la "psicosis" del "Piojo" cada desplante, incluso en el aeropuerto, son conclusiones que su conciencia dicta, actúa, grita y descarga lo que siente, por más horripilante que esto sea.

Dios me libre si creen ustedes, apreciables lectores, que defiendo al exentrenador nacional, simplemente considero que "si sabes como me pongo pa que me invitas".

Tenemos personajes con estas características en muchos equipos de nuestra liga, se es pintoresco y se perdona todo hasta que llegas a la Selección, Miguel Herrera no debió permanecer y estas son las consecuencias.

En lo que se refiere a funcionamiento y sistema es en donde su salida genera beneficios, una propuesta atascada sólo en México donde cinco en el fondo en realidad son tres y muchas veces sólo dos, no se puede competir a nivel mundial; con estas premisas, la salida de Miguel es por esto, el detonante sus valentonadas, si el equipo funcionara como máquina perfecta seguiría ahí, apueste usted el brazo que es así.

Las formas, a final de cuentas, son las que obligan a crucificar, estamos tan acostumbrados a callar que al no hacerlo se ve fuera de lugar, ni juzgo ni justifico a Martinoli, su línea no es nueva ni es el primero, sistemáticamente existen conflictos con narradores y analistas de peculiaridades parecidas a las de Christian, lo dramático del tema es que el piojo haya llegado a lo que llego, y no sólo por violento, también por insensato.

Herrera es un entrenador más, con sus demonios y ridiculeces, dirigirá nuevamente y le puede ir bien o mal, acá la cuestión es que para dirigir la selección se necesita mas que solo saber jaladas tácticas, temple, coherencia, compromiso y proceder inmaculado, pero sobre todo, debe de ser sobrio y sensato, para que cuando lo empecemos a chingar no se nos vuelva loco.

Con gusto estamos en contacto via twitter @gmascareno

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas