De vuelta en MT

Después de un largo tiempo sin saludarlos volvemos a estar en contacto. No crean que no quería comunicarme con ustedes; al contrario, para todo futbolista es vital estar cerca de la gente que lo...

Después de un largo tiempo sin saludarlos volvemos a estar en contacto. No crean que no quería comunicarme con ustedes; al contrario, para todo futbolista es vital estar cerca de la gente que lo apoya. Por una u otra razón, no había podido; sin embargo, aprovecho la oportunidad que me ha dado Medio Tiempo para conocer el sentir de los aficionados, que son, a fin de cuentas, la razón principal por la que salimos a partirnos el alma sobre la cancha. Cada quince días encontrarán este espacio, en el que me podrán decir lo que piensan sobre mi rendimiento personal y sobre el de Cruz Azul, a nivel colectivo. 

Unos días después de ganarle al Guadalajara, me pongo a meditar sobre nuestras principales fortalezas, y concluyo que la más importante de ellas es el trabajo colectivo. Si no trabajáramos unidos en torno a un mismo objetivo, no estaríamos en la primera posición de la tabla. Todos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo, nos partimos el alma en la cancha. Esa es, actualmente, la clave de nuestro éxito.

A nivel personal, les confieso que me siento muy satisfecho con el rendimiento que estoy teniendo en el torneo de Apertura. Agradezco a todos los que me consideraron como el jugador más importante en el partido frente a las Chivas, pero no me lo creo, pues mis buenas actuaciones han estado íntimamente ligadas al trabajo de todos los que formamos parte del Cruz Azul. Sin el apoyo de mis compañeros, ni yo ni ningún otro brillaría como lo está haciendo. No tengo la menor duda: el trabajo en equipo es lo único que garantiza los buenos resultados en el deporte profesional.

Vamos por los seis puntos

Sonará presuntuoso, pero estamos decididos a seguir triunfando. Nos hemos preparado a conciencia para la doble jornada, y creo que tenemos las facultades para vencer a Necaxa y a Querétaro. De los primeros, debo decir que nos harán un partido muy complicado. Se trata de un rival de grupo, que sabe jugar muy con la pelota, que corre mucho y que aprieta en toda la cancha. Los Gallos parecen más accesibles, aunque no nos podemos confiar porque ya obtuvieron un triunfo y ningún rival debe ser menospreciado antes de enfrentarlo.

No se preocupen

Muchos me han comentado que Cruz Azul suele empezar bien y fallar a la hora de la verdad. Creo que hemos aprendido de esas fallas, que sabemos perfectamente que están prohibidas las relajaciones. Si mantenemos la tranquilidad y la humildad debidas, podemos llegar muy lejos en este torneo.

A nuestros aficionados, los de Cruz Azul, les pido que no sean pesimistas desde ahora. Les demostraremos, con buenos resultados, que podemos sacudirnos la presión y confirmar que somos el equipo que ustedes esperan.

Me despido por el momento. Nos vemos en quince días, espero que para ese entonces sigamos en lo más alto de la tabla general.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas