La urgencia de los torneos largos

Sin afectar la dinámica comercial sobre la que descansan todos los esfuerzos para que el negocio pueda existir, el fútbol mexicano, desde mi óptica, pide a gritos para no lamentar en un futuro, el...

Sin afectar la dinámica comercial sobre la que descansan todos los esfuerzos para que el negocio pueda existir, el fútbol mexicano, desde mi óptica, pide a gritos para no lamentar en un futuro, el volver a los torneos largos. Nadie se atreve a debutar jóvenes con las tijeras en la mano del directivo en cuanto cuatro se pierdan cuatro partidos en línea. La liguilla podría ser el equivalente en duración a lo que hoy suman dos pequeñas, de tal forma, insisto, en que se haga sin cerrar la llave del dinero. Es importantísimo que este deporte en México encuentre mecanismos para generar confianza y tiempo a quienes hoy trabajan bajo una presión irracional en aras sólo del resultado y del dinero inmediato.

Hoy no hay margen de maniobra para incorporarle giras trascendentes a la Selección, tampoco hay horas para que el técnico Nacional pueda hacer que sus conceptos penetren en el convocado. El fútbol mexicano ensimismado en asuntos comerciales, desencuentros  y chismorreo periodístico, padece una miopía que no nos permite ver, y mucho menos reconocer, que la estructura estadounidense nos ha rebasado, que Venezuela no volverá a ser vencida en Caracas por el tri y que Honduras y Costa Rica tienen decenas de jugadores en Europa con importantísimos índices de crecimiento futbolístico.

El panorama hacia el 2006 no es el mejor, admitámoslo y pongamos sobre la mesa de discusión todas las propuestas posibles para que los equipos eleven la calidad en la formación de jugadores y que éstos, una vez cumplido el proceso en fuerzas básicas, cuenten con la estima y los minutos suficientes para demostrar cuáles son sus límites. La Volpe tiene razón, el talento no es el mismo de hace algunos años y no es por que no haya calidad en el jugador. Una vez más, la realidad nos alcanza: no les dan la oportunidad a los de acá y hay una sobrevaloración por los de allá, principalmente por que con los de fuera, muchos entran en el negocio.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas