Reflexión queretana

La razón de la existencia de uno, que con el tiempo se convierte en obligaciones y uno que otro derecho, también en ciertas ocasiones se vuelve monótona y es difícil romper esa quietud, ¿ustedes...

La razón de la existencia de uno, que con el tiempo se convierte en obligaciones y uno que otro derecho, también en ciertas ocasiones se vuelve monótona y es difícil romper esa quietud, ¿ustedes creen que el cambiar constantemente ayude en algo?. La espiritualidad hace que muchos desahogan en su misticismo toda las frustraciones que se tienen cuando uno logra la ansiada tranquilidad. Cuando uno es hombre maduro, bien casado y con hijos que empiezan su adolescencia, además de la presión y responsabilidad por el saber conducir a sus pupilos, de pronto se da uno cuenta que en realidad es poco lo que se va haciendo y mucho el esfuerzo por ir sacando a toda la familia en aras de su porvenir y también con ganas de mantener un nivel de vida lo más confortable y alto posible, logrando que todos en la familia puedan participar de los bienes materiales y comodidades cotidianas que existen en nuestro actual mundo capitalista, globalizado y moderno, desde viajes a Disneylandia, hasta ordenadores y computadoras para que vía Internet se conecten y charlen con sus amigos y desconocidos en la forma más moderna y electrónica posible, hasta viajes por todo el mundo occidental, de preferencia en lujosos hoteles que ofrecen el preciado bienestar, para que con todo ese cúmulo de experiencias se puedan cultivar y logren, nuestros hijos, en su futuro tener más herramientas que les permitan seguir avanzando en este confort que cada día es más agradable, pero carísimo y difícil, y todo gracias a la tan publicitada Globalización. Y nosotros los padres, también debemos aprender a disfrutar de las comodidades modernas y ponernos al día en correos electrónicos, super autopistas de la comunicación y noticias de los cambios políticos, ahora no solo de nuestra comunidad y País sino de todo el mundo globalizado. !Sí! y así son nuestras vidas, una lucha constante por mantener e incrementar el bienestar de los nuestros, sumergiéndonos en un mundo sin límites que por lo mismo hace presión en nuestro ser por no poder alcanzar lo inalcanzable. Y al final seguro que tendremos que entender y conformarnos, pues si bien falto mucho por lograr, también habremos avanzado a toda luz que otros y comprender que no es en verdad una competencia y que uno debe de ser feliz con su estilo y preferencias. ¿Cuánto les apuesto?, que en verdad para ser felices, no es relevante el entrar en esa carrera de consumismo universal. Por eso, a veces me fumo un Puro, yo que nunca en mis 43 años he podido fumar ni cigarrillos, pero ahora disfruto un puro y una copa de Brandy, en soledad y escuchando el siempre agradable viento Queretano, sin bullicios ni gritos y susurros del diario acontecer de una familia normal con hijos que denotan su sangre de conquistadores, inquietos y agresivos personajes de su historia individual. Y así con el humo en mi cara y el alcohol en mis venas, freno mi maquinismo individual y disfruto el movimiento incesante de las ramas y hojas de una jacaranda escasamente pintada de morado, que indica el inminente fin de la primavera, así como el calor nos enseña que el verano esta próximo y que la lluvias urgen y ya tanto la tierra como los vientos las llaman, cual baile del venado. Dejo estos pensamientos y los invito a olvidar el mundo de la inversión de acciones en Nueva York, sin importar el Dow Jones y los precios del Petróleo, así como la ruidosa vida de todos los habladores políticos del mundo, que en su curreo o chamba, lo que buscan es convencer a la mayoría de sus pensamientos filosóficos, que prometen un mejor bienestar para todos, pero que en realidad lo que más les interesa, es lograr cubrir sus propias necesidades, que como les recuerdo son ilimitadas en este, nuestro actual formato de vida democrática, capitalista y occidental. Siempre Felices, queda con ustedes su servidor GUANTES DE GAMUZA.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas