Regresando a lo Básico

Creo que fue en el año de 1963, fui al estadio de Ciudad Universitaria a ver mi primer clásico América-Chivas, yo junto con mi padre y hermano mayor le íbamos al América y estábamos bien arropados...

Creo que fue en el año de 1963, fui al estadio de Ciudad Universitaria a ver mi primer clásico América-Chivas, yo junto con mi padre y hermano mayor le íbamos al América y estábamos bien arropados en la porra del América que veía con mucho entusiasmo al Pelón Carmona. Ese año lo único qué importaba para los Cremas Americanistas era ganarle a las odiadas Chivas. Durante todos los años sesenta disfruté de varios partidos América-Chivas en el Estadio de la Ciudad Universitaria y siempre junto al Pelón Carmona, después un buen día fuimos al primer clásico en el Estadio Azteca, nosotros teníamos unas plateas en una esquina del estadio y el Pelón Carmona un palco en la otra esquina. La Verdad el majestuoso Estadio Azteca enfrío el ambiente y ya nunca fue lo mismo. Sin embargo a pesar de la congeladora que era dicho estadio, la televisión con todo su poder mantuvo en caliente el morbo del calcio y aunque ahora el ardor era casi igual por televisión con los gritos de Angel Fernández, que en la congeladora azteca, el calcio siguió en boga, luego en el Jalisco que es un estadio en donde se ve realmente mal el fútbol en varios de sus puntos, también gracias a la Televisión logró mantener el entusiasmo a tal grado que poco a poco se fue logrando algo impensable en muchos países del mundo, solo en México se ven estas cosas y me refiero a que ahora en el Jalisco le van al América tantas o más gentes que a las Chivas. Este fenómeno o por ejemplo que un partido de las Chivas contra el Necaxa en el frío Estadio Azteca sea una buena entrada y todos a favor del chiverío. Luego apareció el chaparrito Ramón Fernández y con su estrategia de quitarle poder al grupo Televisa odiando al América, pues otra vez gracias a la Televisión se mantuvieron los odios y la pasión por el clásico, América-Chivas. Me acuerdo en los Setenta cuando la fuerza de Televisa empezó a crear el Clásico Joven América-Cruz Azul y como el entonces entrenador de la Máquina celeste, el Sr. Ignacio Trelles a pregunta de un Televiso sobre la opinión del Clásico, él contesta, ¿qué clásico?, los únicos Clásicos son los de la central, en referencia a los cerillos clásicos de la central cerillera. Para mí eso son los clásicos en México pura invención mercadotecnia. Y ahora el clásico Pumas-América, Por favor. Yo le voy a los Pumas desde el año de 1974 que entré a trabajar a ICA. Y en ICA aprendí que el único futuro que para ellos era viable era el de estudiar Ingeniería Civil desde luego en la UNAM y por supuesto había que irle a los Pumas. Perfecto yo empece por irle a los Pumas, después quise estudiar Ingeniería Civil en la UNAM, pero eso último no lo hice, pues me fui por otros caminos menos Reales. ¿Saben qué les digo?, Esta rivalidad entre Pumas y América es más inventada que el clásico joven. Pero desde luego como comprendo que el mayor porcentaje de los lectores de este medio difícilmente vivieron otra época anterior a la de Parchís, pues entiendo que se apasionen con Pumas-América y crean que se trata de un nuevo y único clásico de clásicos. La verdad al fútbol Mexicano le hace tanta falta REGRESAR A LO BÁSICO y dejarse de Clásicos y palabrerías en donde los únicos que ganan son los medios de comunicación y desde luego TELEVISA y su refrigerador estadio Azteca, que llena su cupo y mantiene prendida la mecha para el bien de sus arcas personales. ¡que vivan los clásicos, pues ¡

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas