¡Que coraje!

Por Memo Espejel,

Por Memo Espejel, Antes que nada una disculpa por no haber hecho mi entrega el día de ayer (30 de abril), pero es que todavía no digería el coraje que me dio el saber que México había perdido la oportunidad de asistir a los Juegos Olímpicos en Sydney. Total, el caso era lograr el boleto a Australia, no ganar la eliminatoria, sino al menos quedar en segundo lugar. Ya se sabía de antemano que pasaban dos selecciones a los juegos. Como siempre, todos tratamos de buscar culpables cuando existe un fracaso en algún deporte. Algunos hacen criticas bastante "light", y otros, la verdad, se pasan de "lanzas" y hasta piden la renuncia de medio mundo en la Federación. Sin querer justificar a unos ni atacar a otros, trataré de ser lo mas ecuánime posible. Desde mi particular punto de vista las tres partes que componemos el futbol tenemos la culpa de lo que pasa. ¿Por qué digo las tres partes?. Primero, los "federativos". Si, desde octubre del año anterior (más o menos) ya sabían el calendario de las eliminatorias hacia Sydney, y porqué hasta enero del 2000 se empezó la "real" preparación de la selección olímpica?. ¿Por qué no se pensó por adelantado lo que pudiera pasar con Atlas y América en la Copa Libertadores y realizar ajustes (aunque fueran hipotéticos) al calendario, en el supuesto de que estos dos equipos siguieran avanzando en este torneo?. ¿Acaso pensaban que iban a quedar eliminados en la primera ronda? Si es así, ¡qué pensamiento tan arcaico!. Quiero ser más claro. En un noticiero deportivo (ustedes sabrán a cual me refiero si es que lo vieron), se dio una estadística bastante interesante: en Honduras sólo hubo un cambio en el calendario de su torneo y todos los integrantes de su selección se encontraban jugando con sus respectivos equipos. En México, se hicieron entre 7 y 9 cambios en los partidos (y como siempre....sobre la marcha), y ni que decir de la "pachanga" que se ha armado con los jugadores seleccionados de América y Atlas. En segundo lugar "los jugadores". Tal parece que esta vez ni siquiera el dinero hizo que estos seleccionados "tuvieran ganas" de llegar a los Juegos Olímpicos. Ahí les va otro dato. A los seleccionados hondureños les darán 4000 dólares por haber llegado a Sidney, y nuestros grandiosos ¿jugadores? despreciaron 15000 dólares; ni por ese dinero jugaron para ganar ¿cómo ven?. Afortunadamente no vi el partido, pero muchos que si lo vieron dicen que México tuvo el dominio prácticamente todo el tiempo; pero obviamente sin goles no se puede hablar de un dominio completo. Tal parece que las demás selecciones ya encontraron la manera de ganarle a México en cualquier nivel de futbol. ¿Cuál sería la receta? Parece fácil, hacer llegar a nuestra selección a los penaltis ya que es más difícil que la metan a que la saquen. Sin ser justificante, hay que decir en descargo que los jugadores siempre han sentido, sienten y seguirán sintiendo la presión de todos; pero no todos aguantan esa presión. En tercer lugar, nosotros los "aficionados" (que no "fanáticos"). Y porque "nos" menciono. Para empezar por creídos, porque siempre nos pintan que vamos a ser campeones o que vamos a tener la medalla de oro. Muchos de nosotros ya sabemos de qué pie cojea la selección y sin embargo con tanto bombardeo de un lado, de que ahora si la vamos a hacer, ahí seguimos de borregos. Lástima que en la Federación no tenga importancia la opinión del verdadero aficionado, y aunque la hubiera siempre terminan haciendo lo que les viene en gana. Decía yo que había tres partes, pero la verdad se me olvidaba una que también es muy importante (aunque los mencioné de pasadita en el primer párrafo). Me refiero a los periodistas (dije periodistas, no "pseudoperiodistas"). Parafraseando al deporte de la Lucha Libre, diré que de un lado están los "técnicos" que son aquellos que siempre están ensalzando a las distintas selecciones y cuando hay un fracaso como el que acaba de suceder hacen algunas críticas, pero viniendo de quien vienen no suenan nada creíbles. Y en la esquina contraria los "rudos" (ya saben a quienes me refiero), que en muchas ocasiones sus comentarios, por su vehemencia, parece que son de "mala leche". Ya ven que hasta andan pidiendo la cabeza del entrenador. Creo que para mejorar nuestro futbol, la cirugía mayor que este necesita involucra de manera global a las cuatro partes que he mencionado. Todos deberíamos tener alguna injerencia en las decisiones, aunque sea con nuestras opiniones. Simplemente hay que voltear hacia otros deportes que están poniendo la muestra. Habría que preguntarles cuáles han sido las tácticas que han usado para estar donde el futbol debería de estar. Por cierto, sabían que la delegación olímpica de México prácticamente lleva puro deportista individual, de no ser por el dueto de nado sincronizado y por la posible inclusión del voleibol de playa ¿qué pasa con el deporte de conjunto en México?. En fin.... después del "pre-olímpico fracaso" seguiremos la huella de las "águilas" y los "zorros" en sus andanzas por la Copa Libertadores y conformarnos por un tiempo con nuestro "grandioso" futbol de primera división. Ya saben que recibo sus comentarios y críticas en espejel@mediotiempo.com , a las cuales contestaré con mucho gusto. ¡Hasta la próxima!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas