Y siguen matando al Potro

Por: MEMO ESPEJEL

Por: MEMO ESPEJEL En esta ocasión quiero dedicarme un poco más al otrora "Equipo del Pueblo", mejor conocido como los Potros de Hierro del Atlante. Empecemos por la llegada de Roberto Saporiti que su mejor desempeño en México fue cuando llegó al Necaxa de ahí en fuera no ha hecho nada que pueda destacarse.....Rectifico, sí ha destacado en algo y es en el ridículo que ha hecho en los otros equipos que ha dirigido en México. Y después de dos partidos parece que va a seguir haciendo lo mismo. Después de dos goleadas, todavía se atreve a declarar que "se lava las manos", que él recibió al equipo en las condiciones en las que se encuentra. Tal parece que muchos entrenadores aparentemente padecen de lo mismo, o sea, hacen declaraciones de lo más estúpidas, en vez de dedicarse a corregir el rumbo del barco. Por otro lado, la directiva por lo visto no piensa tomar medidas mucho más serias. En muchas ocasiones el sacrificado es el entrenador, pero a los jugadores, que los tratan casi como Dioses, no les hacen ni cosquillas. Deberían de empezar por dejarlos uno o dos meses sin sueldo. Hermosillo dijo al término del encuentro que el equipo hace el esfuerzo pero que salieron en una noche en la que no les salió nada. Carlos despierta a la realidad, con puro esfuerzo no se ganan los partidos. Todos ustedes deben darse cuenta que la tradición y los colores de un equipo no deben ser mandados al caño como lo están haciendo con la camiseta azulgrana. Todos ustedes deben darse cuenta que con su forma de jugar están llevando de nuevo al Atlante a una división inferior. Ustedes siempre piden el apoyo de la afición, ustedes siempre se quejan que la misma gente los abuchea, pero con los partidos que juegan ni ganas dan de asistir al estadio. Todos ustedes deben darse cuenta que mucha gente que va a verlos hace la lucha para llevar a sus hijos. A todos ustedes quisiera ponerles un ejemplo. Un boleto de localidad especial en el Estadio Azul vale 90 pesos, esto si va una sola persona. Ese individuo con esa cantidad se compra seis cervezas de lata y una buena botana y además probablemente le sobre algún dinero. Ahora ese mismo individuo que va al estadio gasta 90 pesos en el boleto, cada cerveza vale 15 pesos (más o menos), y supongamos que se tome 4, ya son 60; y si a eso le sumamos lo que gaste en transportarse de su casa al lugar del partido, supongamos que sean 30 pesos ida y vuelta ya suman 180 pesos. En verdad ustedes creen que la gran mayoría de los seguidores azulgranas van a ir a verlos con los espectáculos tan deprimentes que ofrecen, la verdad están muy equivocados. La directiva debe implementar castigos algo más drásticos a los jugadores. De qué sirven tantos millones gastados en tanto jugador, que por cierto muchos no han dado ni el 10% de lo que daban en sus equipos anteriores, si se encuentran dando el mismo espectáculo que antes. De qué sirven tantos millones gastados si están llevando al equipo a la 1era "A". Qué tiempos aquellos cuando el auténtico Potro de Hierro era comandado por Ricardo Lavolpe. En ese tiempo eran pocos los partidos en que jugaban mal, en ese tiempo sí había verdadero juego de conjunto. Ahora tal parece que cada quien juega para su santo. En la época actual en vez de hierro parecen de barro. El único partido que más o menos hizo revivir esperanzas fue la goleada que le propinaron a Pumas, pero la UNAM estaba igual o peor que el Atlante. De nuevo les lanzo la pregunta: ¿Así como están jugando en verdad piensan recuperar afición? Ustedes mismos, los jugadores, tienen la respuesta. Si dentro de un año quieren verse en 1era "A" o en dos años en Segunda División, sigan como hasta ahora, sigan jugando igual sin respeto a unos colores y sin respeto a lo más sagrado que es la afición que todavía les queda, y todavía menos respeto a la afición que va a malgastar su dinero (me refiero a los que pagan, no a los que entran de "gorra"). Si todavía aguantan, ahí les va, mi comentario olímpico Han pasado ya prácticamente 10 días desde la inauguración de los Juegos Olímpicos y en general el papel que han hecho los atletas mexicanos ha sido bastante deprimente. Los que aparentemente llegaban en su mejor momento han fracasado de una forma por demás rotunda. Pero comencemos por el lado amable. Las grandes sorpresas de la delegación mexicana, han sido dos. La primera de ellas fue la medalla de oro conseguida por Soraya Jiménez en levantamiento de pesas. Y la segunda, la medalla de plata que se llevó Noé Hernández en los 20 kilómetros de caminata. Quien se ha mantenido dentro de las expectativas que se tienen de ella es Ana Gabriela Guevara que se encuentra clasificada para la final de los 400 metros planos. Hay quien dice que el que haya llegado a esta etapa ya es lo máximo, pero tiene muchísimas posibilidades de llevarse la medalla de plata, y digo la de plata porque a Kathy Freeman necesitaría pasarle algo verdaderamente grave para no llevarse el primer lugar. Por el contrario las dos grandes decepciones hasta el momento han sido Alejandro Cárdenas (¿sería mala suerte por el apellido?) en 400 metros planos y Denisse López en gimnasia. Hasta el momento no sabemos que les haya pasado a los dos. Alejandro tuvo un excelente arranque en los cuartos de final y hasta los 300 metros de recorrido llevaba un buen ritmo pero en los últimos 100 llegó echando los pulmones, como que perdió el ritmo y la concentración en la carrera. Refiriéndome a la gimnasta, tampoco encuentro razón para que en dos saltos haya echado a perder tanto tiempo de preparación. Estela de la Torre comentó en el programa de Los Protagonistas que Denisse mostró nerviosismo en su participación en la final de salto de caballo. Yo me pregunto, ¿Qué no son atletas de alto rendimiento? Aquí tienen una pregunta que tiene mucho tiempo sin respuesta. Pero de plano al que le echaron a perder todo fue a Bernardo Segura. Otra vez a un marchista mexicano ha sido descalificado fuera de toda reglamentación por uno o varios jueces miopes, sin criterio y de probeta (por aquello de que no tienen madre). Miopes y sin criterio porque los comentaristas y el público en general se dan cuenta de que todos los marchistas hacen el famoso "flotamiento" menos ellos (los jueces). Y de probeta porque no tuvieron madre en la forma de descalificar a Bernardo Segura. Se supone que la descalificación, si esta es ya en el estadio, debe darse a los pocos metros de haber cruzado la meta no quince minutos después. Los altos jerarcas del deporte mexicano han levantado una protesta ante el Comité Olímpico Internacional, que de prosperar lo más probable es que no le regresen la medalla a Segura, pero esperemos que sea el comienzo de los cambios en las reglas de la caminata; porque tampoco hay que irnos a los extremos de la idea de Mario Vázquez Raña de desaparecer esta disciplina deportiva. De aquí al final de la Olimpiada las disciplinas que pueden ofrecer mas satisfacciones son el Tae Kwan Do con Víctor Estrada y Mónica del Real, en clavados con Fernando Platas y los 400 metros planos con Ana Gabriela Guevara. espejel@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas