Vaya lío con Campos

Por: MEMO ESPEJEL

Por: MEMO ESPEJEL Señoras y señores, no hay semana en la cual nuestro grandioso futbol no tenga el más mínimo problema. Ahora resulta que el "genial" Roberto Saporiti quiere a Jorge Campos para el encuentro contra las Chivas; por un lado tiene razón ya que Félix Fernández se hizo expulsar el pasado jueves contra el Puebla (sin contar otras dos tarjetas rojas) y para acabarla de amolar el tercer arquero aparentemente se encuentra lesionado. Por lo tanto los "maravillosos" Potros de Hierro (¿no serán más bien de barro?) no tienen porteros para el partido que tienen pendiente. Y digo que le doy la razón a Saporiti porque, en primer lugar, esta fase eliminatoria hacia el Mundial ya se encuentra totalmente decidida, y segundo, Meza no solo podría prescindir de Campos sino también de algunos otros elementos. Yo creo que ir a Canadá con el seleccionado completo no es tan necesario, ya que si bien Guadalajara y Atlante están eliminados de la liguilla, también la Selección ya se encuentra en la siguiente ronda eliminatoria. Pienso que ambos se pueden ayudar, esto si por ellos mismos fuera ya se hubiera arreglado, pero para no perder la costumbre siempre hay un negrito en el arroz y se llama FMF, concretamente Hugo Enrique Kiesse quien dijo: llueve, truene o caigan relámpagos, el extraordinario arquero mexicano irá a la tierra de la flor de maple. Lo anterior me lleva a la tan cacareada profesionalización de los dirigentes de nuestro futbol. Como siempre hay dos bandos, por un lado los que en verdad quieren que el principal deporte nacional masivo vaya por mejores derroteros (yo los definiría como "el bando técnico"), y los que no quieren perder sus puestos y prerrogativas ("el bando rudo"). Y mientras estos dos bandos se dan hasta con la cubeta, tanto futbolistas como árbitros andan al garete de la irregularidad salvándose muy pocos de la quema. Lamentablemente los que en verdad saben trabajar son la minoría, quiero mencionar dos de los mejores ejemplos: Cruz Azul y Toluca. No solo ven el deporte como tal sino más allá de éste. Tal vez, el primero maneje un poco más las fuerzas básicas que el otro, pero dan clara muestra de que no es necesario armarse hasta los dientes y gastar los millones y millones de pesos para tener un ¡¡¡BUEN!!! equipo de futbol. En pocas palabras son PROFESIONALES y toman las decisiones correctas en el momento correcto, nada de precipitaciones. En el lado contrario puedo mencionar a Tigres y Atlante. Los universitarios son de los que abren la chequera en grande a cada comienzo de torneo y ya ven, todavía no saben si clasifican o no. Y qué decir de los azulgranas, hundidos en el barco de la mediocridad; Burillo repartió billete a diestra y siniestra para, supuestamente, armar un trabuco pero cada día están dando un paso más a la Primera "A". Bueno, hasta el equipo de los Mazacotes de Chicontepec (saludos a Andrés Bustamante) con su futbol colmillo golearían a éste supuesto conjunto de estrellas que solo le tienen amor a la camiseta siempre y cuando esté hecha de billetes, hasta me atrevería a decir que el Potros Marte por lo menos daría más pelea que estos jamelgos de quinta categoría. Ni aunque le ganen al Guadalajara y al América en fila lograrían salvar la temporada de porquería que están jugando. Para que vean que no todo lo que brilla es oro ni todos los jugadores son de calidad. espejel@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas