Bam-Bam hizo de las suyas

Señoras y señores, toda la semana se estuvo comentando sobre el debut de Iván Zamorano con las Águilas del América, que si traía buena condición física, que si su edad, bueno, hasta se hizo una...

Señoras y señores, toda la semana se estuvo comentando sobre el debut de Iván Zamorano con las Águilas del América, que si traía buena condición física, que si su edad, bueno, hasta se hizo una encuesta sobre cuántos goles iba a anotar o si se iba a ir en blanco. Mucho fuimos testigos (porque no se puede decir que todos) de las diabluras de un chileno que ha triunfado en todos los niveles del futbol mundial. Hubo el temor de que no se presentara ante el Santos por una ligera lesión en el tobillo. Zamorano dio cátedra de su excelente juego y si se mantiene sano, puede llevar al conjunto de Coapa a la pelea por el título. Zamorano no llegó al América para ser la solución de este equipo, sino para ayudar a solucionar la sequía de títulos para uno de los conjuntos más añejos de nuestro futbol. De nuevo la gran mayoría de los aficionados americanistas están cifrando las esperanzas en un solo jugador. ¿Qué pensarán aquellos fanáticos cuando Zamorano caiga en una mala racha? ¿Lo seguirán apoyando como en este momento? Los aficionados mexicanos tenemos la mala costumbre de ser muy veletas. En un momento estamos incondicionalmente con algún jugador solo mientras éste se encuentre haciendo bien las cosas, ¡¡¡ah!!! pero que no tenga un partido malo porque lo estamos chingue y chingue durante un buen rato. Pero también solemos ser bastante malinchistas porque es más fácil que le perdonemos los errores a una estrella internacional como Zamorano que a un jugador estrella mexicano. Será también muy importante el apoyo que tenga de los demás jugadores del plantel. Alfio Basile tendrá ahora doble trabajo, por un lado seguir el adecuado esquema táctico y por otro tratar de evitar que surjan las envidias entre todos los integrantes del plantel. Por el lado de los comunicadores será de extrema importancia de no magnificar de manera exagerada las actuaciones del chileno, porque si los aficionados somos veletas ¡aguas! con los periodistas (no solo del ámbito deportivo) como pueden construir la carrera de alguien destacado también la pueden destruir. Aficionados del América y de otros equipos hemos de prepararnos para ver la excelencia futbolística que le queda a Zamorano en los botines; porque un debut con tres goles no se ve todos los días en nuestras canchas pero también hay que pensar en que no todas las actuaciones serán como la que vimos en el Azteca. Como bien lo saben, su servidor no es seguidor del conjunto de Coapa pero hay que desearle suerte al Bam-Bam en su aventura por tierras mexicanas, que nos deleite con su juego y que los americanistas reciban las satisfacciones que desde hace buen rato no reciben. Francamente un campeonato ya se lo merecen, lástima que jugadores, entrenadores y directivos anteriores no han sabido corresponder al apoyo de su afición. ¡Qué Poca Madre! Hay que ser francos y decir qué poca madre de aquel o aquellos a quienes se les ocurrió transmitir en forma directa este encuentro por el sistema SKY. ¿Así es como responden al apoyo que han tenido de los seguidores americanistas? Si la idea era que la gente fuera en mayor número, que forma más estúpida de pensar porque la sola presentación de Iván Zamorano hubiera hecho la entrada. Tal vez no hubieran entrado las casi 90,000 personas, pero de todos modos una entrada excelente si la hubiesen tenido. En lo personal, si lo vi en forma directa debido al famoso SKY pero también estoy en franco apoyo con aquellos que no lo pudieron ver (la gran mayoría) y que o se tuvieron que esperar a la repetición en la noche o como ese aficionado que salió en un reportaje y que lo tuvo que oír por radio y además en el estacionamiento del estadio porque a pesar de llegar temprano no pudo entrar debido al abuso de los revendedores que llegaron a cotizar un boleto hasta en 500 pesos, un auténtico atraco, ¿y las autoridades?, bien gracias, a lo mejor disfrutando en el estadio o en casa del encuentro y uno que otro funcionario con una buena lana en el bolsillo de parte de esta mafia que nunca se extinguirá. espejel@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas