En la torre

Para que se consolide una verdadera renovación, para que se de por terminado el ciclo mundialista en la Federación Mexicana de Futbol, sólo falta la salida de su Presidente Alberto de la Torre.

Para que se consolide una verdadera renovación, para que se de por terminado el ciclo mundialista en la Federación Mexicana de Futbol, sólo falta la salida de su Presidente Alberto de la Torre.

Ya se marchó Ricardo La Volpe, tan conocedor de las cuestiones tácticas como falto de tacto con los periodistas, a los que tachó de ignorantes en repetidas ocasiones. Pero falta De la Torre, quien dio repetidas muestras de incompetencia en los últimos meses.

Incapaz de fijarle límites verbales a La Volpe (el táctico sin tacto), convidado de piedra ante los exabruptos del entrenador, mal manejador del asunto de dopaje de Salvador Carmona y Aarón Galindo,  equivocado él también al dirigirse a la prensa y al intentar ocultarles a los periodistas cosas evidentes como si estuviera tratando con niños, a De la Torre no le acompaña la lógica de la continuidad. Por andar disfrazando el dopaje en la Copa Confederaciones, por poco mete en un grave problema a todo el futbol mexicano.

No hace mucho, cuando La Volpe exhibió groseramente a su pupilo Francisco Fonseca, quien cometió el "error" de sentirse incómodo por no jugar de titular con el Tri, De la Torre, que nada sabe del manejo periodístico, se negó a hablar con René Tovar, representante del periódico Récord en Alemania, bajo el siguiente argumento: "Yo no hablo con periodistas sin ética". Y todo porque Tovar cedió el sonido de las muy desafortunadas declaraciones de La Volpe a distintos medios que se mostraron interesados en reproducirlas. ¿Dónde estaba la falta de ética?, ¿no sabe De la Torre que es perfectamente válido que un medio reproduzca la nota de otro medio, dándole crédito a quien logró la primicia? Además, ¿las palabras de La Volpe no eran ya del dominio público cuando aparecieron en las páginas de Récord?

Ese es sólo otro de los desatinos de De la Torre, en cuyas manos está otro asunto peliagudo: el presunto nuevo dopaje de Salvador Carmona. Aún así, pudo saberse que el martes pasado salió de la junta de dueños con la aprobación de la mayoría, primer paso para mantener el puesto a partir del 12 de septiembre. Si se queda, habrá que ver si asimiló las lecciones del pasado…

Heriberto Murrieta es conductor de la cadena ESPN.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas