Camerún: El Nuevo Gigante Africano

Por: IGNACIO BLANCO

Por: IGNACIO BLANCO Camerún ha tomado el testigo de Nigeria en la conquista de la medalla de oro de los Juegos Olímpicos celebrados en Sydney. La hazaña conseguida por los africanos fue celebrada no sólo por los cameruneses, sino por el continente entero, feliz de ver triunfar a sus hombres, representantes de una diversidad de culturas todas ellas con el denominador común de la pobreza. Los “Leones Indomables” han sido todo un estandarte desde aquella memorable actuación de Camerún en el Mundial de Fútbol de Italia 90, donde el conjunto liderado por el veteranísimo Robert Milla asombró a propios y extraños. Fue el punto de inflexión de un deporte en el que África apenas había contado en la historia, pero que mostró el enorme potencial de un continente que se ha convertido en cantera de países como Holanda o Francia, que han hecho soñar con futbolistas como Finidi, Kanu, Mboma, Weah, Okocha, Oliseh, Lauren o Eto´o, que la conquista de Europa está en los pies de las nuevas generaciones. En Francia ya son casi tantos jugadores de origen africano como los propios franceses, y el Calcio esta temporada cuenta con 19 jugadores del continente africano. En Sydney el etíope Haile Gebrselassie, corredor de los 10.000 metros, recordó a Camerún que en la final defendería el orgullo de toda África en el Estadio Olímpico de Sydney. Con una defensa anárquica e incapaz de hacer un solo fuera de juego, los cameruneses no obstante hacen gala de una exquisita conjunción de técnica y músculo que les ha llevado a alzarse con el oro. El equipo, liderado por Patrick Mboma, un jugador de 30 años con una musculatura espectacular y una dilatada experiencia en Japón, en Francia, y después en el Cagliari y el Parma italianos, cuenta con jugadores de enorme talento como el hispano-camerunés Lauren, ahora en las filas del Arsenal londinense, o el joven delantero Samuel Eto´o, un trotamundos de la Liga española. Los leones ganaron en los penaltis a España en un partido dramático para los jóvenes españoles, que acabaron con 9 jugadores. La excelente generación de Camerún se deshizo así de España, después de haber dejado en la cuneta a Brasil y a un potente Chile, sucediendo en el trono a las “águilas” de Nigeria y confirmando por qué son también los reyes de la Copa de África, en la que se impusieron a Nigeria también por los penaltis.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas