España jugando bien, cae ante Holanda

Por: IGNACIO BLANCO

Por: IGNACIO BLANCO La joven selección española que dispuso José Antonio Camacho ante un rival siempre duro como es Holanda demostró empeño sobre todo en la primera parte, pero no pudo sobreponerse a las adversidades que le sobrevinieron en el último cuarto de hora, donde una afortunadísima Holanda se encontró sin querer con el resultado a favor y echó por tierra la buena primera mitad de los de Camacho. España confió las riendas del juego a un Xavi que se ha erigido en el sustituto natural del lesionado Guardiola en el Barcelona y en la selección. Holanda, acéfala a causa de las carencias de Davids para crear juego, varió su esquema habitual y transformó el 4-3-3 de los últimos partidos en un 4-4-2 con Hasselbaink y Kluivert como mejores opciones ofensivas. Mendieta pronto adquirió el protagonismo en la media, e incluso se permitió llegar a posiciones de gol aprovechando las excelenetes cualidades de Raúl y Urzáiz para habilitar la llegada de los centrocampistas. Un disparo al palo a los diez minutos tras un gran recorte a Van der Sar fue la ocasión más clara de España en los primeros compases. El dominio del combinado español, basado primeramente en la autoridad con la que se comportó la defensa, encontró pocas dificultades para llegar al borde del área holandesa, hasta el punto de fallar Raúl y Urzáiz dos claras ocasiones de forma casi consecutiva a la media hora de juego. Incluso se reclamó un penalti de Bogarde al lateral Puyol, que en su debut en la absoluta se sumó con acierto al ataque en varias ocasiones. El juego desplegado por el inédito once titular de Camacho recuperó la viveza que caracterizó a España durante su impeclabe camino hacia la pasada Eurocopa, y que no había recuperado ni en los últimos encuentros pese a los buenos resultados. Van Gaal, denostado por buena parte de la afición barcelonista y que se reencontró con la polémica nada más aterrizar en España, dispuso un planteamiento escaso de ideas, de velocidad y de la verticalidad que siempre ha definido a Holanda. Ni siquiera los pocos balones centrados al área buscaron la finalización del ´pistolero´ Hasselbaink, viejo conocido de la afición española y ahora en las filas del Chelsea. La segunda parte mantuvo el guión de la primera mitad, con España jugando con más intensidad que Holanda, más aún con los cinco hombres que entraron de refresco con muchas ganas, entre ellos la vuelta de Guti y el interista Farinós al equipo. Sin embargo, fue un veterano el que abrió el marcador con toda justicia. Hierro, que en la última jornada de Liga marcó dos goles en el Bernabéu, puso el 1-0 en el marcador tras un magistral lanzamiento de falta, con lo que suma 25 goles en los 76 partidos que ha disputado con España, a sólo un gol del máximo goleador, el también madridista Emilio Butragueño. Pero Holanda cuenta con uno de los mejores arietes de Europa, Jimmy Hasselbaink, que en la única ocasión que tuvo su equipo logró batir de tiro cruzado a Casillas empatando el encuentro dos minutos antes de que el delantero holandés fuera expulsado junto al otro goleador del partido, Fernando Hierro, por enfrentarse tra una falta. Holanda se aprovechó del bajón de España en los minutos posteriores, e hizo enmudecer el estadio con el segundo gol visitante, esta vez tras un inapelable remate de De Boer, libre de marca. La derrota del combinado español sorprendió más aún si consideramos que Casillas apenas tocó el balón durante el partido más que para recogerlo del fondo de la portería. Sin duda el último cuarto de hora lo recordarán, sobre todo los debutantes españoles, por el infortunio que sucedió a la expulsión de Hierro. Buen juego desplegado por España, que promete a medio plazo un buen relevo relevo generacional, pero que no pudo con una insulsa Holanda. Camacho buscaba un rival fuerte para que no hubiera relajación, pero batirse con equipos de la talla de Holanda conlleva derrotas de este tipo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas