Real-Boca: el espectáculo Intercontinental

Por: IGNACIO BLANCO

Por: IGNACIO BLANCO El día 28 los campeones de la Copa Libertadores y la Champions´ League lucharán por proclamarse campeón Intercontinental, un título prestigioso del que alardean sólo los equipos más grandes del Planeta Fútbol (no como el ´bolo´ inventado por FIFA que tiene por nombre ´Mundialito de clubes´ y que este año se jugará en España). La verdadera cita es en Tokio, como lo lleva siendo desde hace muchos años pese a que muchos clubes como Bayern de Munich o Liverpool se negaran en su día a disputarla y también pese a que su futuro se haya puesto en entredicho tantas veces, sobre todo en los últimos tiempos. El duelo de este año trae un superclásico no tanto por la rivalidad como por la tradición de ambos equipos en la historia del fútbol. El club del modesto barrio de la Boca, que creció para convertirse quizás en el equipo más popular de Argentina, frente al ´Mejor equipo de la historia´ según FIFA: el Real Madrid. La trayectoria de los dos equipos es la historia del fútbol en sí. Maradona o Batistuta junto a Di Stéfano o Butragueño. Los madridistas se han alzado ya dos veces con la copa y buscan la tercera para igualar al Milan y al Nacional de Montevideo, los más laureados. La última de los blancos fue en el 98 y el gol de Raúl aún le quita el sueño al técnico xeneize, el ´Virrey´ Bianchi, quien sabe que el delantero español pasa por uno de sus peores momentos pero que sigue teniendo crédito como para resolver el partido él solo. Un quiebro endiablado, que el padre de Raúl bautizó como el "aguanís" cuando su hijo empezaba a jugar en la cantera del Atlético de Madrid, tumbó a todo un Vasco de Gama. Bianchi tiene la misión de darle a la hinchada bostera su segunda Intercontinental, ya que su primer entorchado se remonta al ´77 en final ganada al Borussia Moenchengladbach. ¿Copa devaluada? Boca lleva pensando en la Intercontinental desde hace semanas. El ´Virrey´ ha levantado el pie del pedal para llegar a punto a la cita y eso le ha supuesto no poder disputar otra competición tras caer recientemente frente al Atlético Mineiro brasileño. "Al hincha de Boca sólo le importa el campeonato y la Intercontinental, la tiene en la cabeza desde que se ganó la Libertadores", dijo Bianchi sin tapujos. El éxito de los xeneize frente al Palmeiras la temporada pasada no podrá reeditarse, pero Tokio les tiene cegados en la búsqueda de su segunda copa del mundo de clubes. El ´Loco´ Palermo juega lo justo para no caer lesionado y perderse el partido del día 28. No es el del año pasado antes de su lesión pero parece segura la participación del nueve bostero. Más dudas suscita su acompañante en el ataque; ´Chelo´ Delagado ha tenido suficiente continuidad en el Apertura como para formar pareja con el ´Loco´, pero el ´Mellizo´ Guillermo, más hábil y con más enganche que Delgado, podría ser la sorpresa de Binchi. El ´Chelo´ es ariete fuerte, de gran pegada y llegada a gol, demasiado parecido a Palermo como para llegar a estorbarse en ocasiones aunque saldrá de partida. En el Real las dudas están más atrás. La media blanca no ha encontrado un relevo de garantías que supla la marcha del ´Príncipe´ Redondo. En Argentina se frotan las manos con la venta del mediocentro al Milan, y saben del desajuste del equipo en esa zona del campo, sin jerarquía, sin una idea clara. El brasileño Conceiçao y el francés Makelele podrían ser los pivotes madridistas, aunque Helguera y Celades cuentan con muchas opciones de salir en el once titular. El 4-3-1-2 de Boca frente al 4-2-2-2 de Vicente Del Bosque, que no acaba de armar realmente un equipo y que lucha por conjuntar el elenco de estrellas que forman la plantilla blanca. La magia de Raúl, la precisión de Figo, la pegada de Morientes, la agilidad del joven Casillas bajo palos,... toda una selección de lo mejor de Europa. Y por si fuera poco a todo esto se le une la polémica. Del Bosque puso en duda la imparcialidad del árbitro designado por FIFA, el colombiano Óscar Ruíz, debido a que en el conjunto argentino hay tres compatriotas suyos: Córdoba, Bermúdez y Serna, algo que no se ha visto con buenos ojos desde la capital de España. El técnico se hizo célebre por cambiar una decisión arbitral tras ver la jugada repetida en un monitor, algo terminantemente prohibido por el reglamento internacional. Con todos estos alicientes no se puede pedir nada más para el día 28. Sin duda el Manchester United, vigente campeón, tendrá un digno sucesor como campeón Intercontinental.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas