Liderazgo, trabajo invisible

El mundo futbolístico una vez más quedó maravillado tras la actuación del Barcelona en la Gran Final de la Liga de Campeones de Europa. Un triunfo indiscutible ante un gran rival como el Manchester.

El mundo futbolístico una vez más quedó maravillado tras la actuación del Barcelona en la Gran Ginal de la Liga de Campeones de Europa. Un triunfo indiscutible ante un gran rival como el Manchester que se vio inofensivo ante la superioridad del cuadro blaugrana. Ya con el resultado y el título en la mano se puede analizar al cuadro Campeón de arriba a abajo o posición por posición y la conclusión es siempre la misma, un grupo con grandes individualidades al servicio del juego colectivo. Nunca mejor aplicado el término de futbol asociación. Podríamos hablar de las cuestiones físicas, técnicas o tácticas e incluso del arte que aparece por la inspiración individual de algunos de sus jugadores, encabezados por la "Pulga" más grande del mundo, Lionel Messi, que provocan un futbol espectáculo que enamora te guste o no este deporte y sobre todo en tiempos donde el resultado suele estar por encima de todo. Pero, ¿quién dirige a estos monstruos del futbol profesional? ¿Son tan buenos que cualquiera podría ser su Director Técnico, con estos resultados? Tengo mis dudas y me gustaría hablar del liderazgo de Pep Guardiola al frente de este cuadro plagado de grandes figuras. Arranquemos con su origen culé, es decir la identidad con la institución para la cual es un referente y quien desde muy joven se ganó el respeto de su afición por la personalidad y gran calidad dentro y fuera del terreno de juego. Un chico que en su debut se recuperó al comentario devastador de su técnico, quien al termino del partido le dijo: "jugaste más lento que mi abuela". Así de tajante, y meses después se convertiría en pieza fundamental del Dream Team de Johan Cruyff. Este aspecto fue muy importante a la hora de asumir como entrenador y pararse por primera vez frente a sus jugadores. Un tipo visionario capaz de ilusionar a sus dirigidos de las metas a conseguir y lo más importante, qué hacer para lograrlas. Comprometido, "se entrena y se juega como se es", una frase que siempre lo acompaña y que la hizo valer cuando mostró su personalidad y convicción y contra muchas opiniones limpió el vestidor y salieron figuras como Ronaldinho, Deco y Eto'o. La comunicación es una gran aliada para Guardiola, su claridad ante los medios evita malos entendidos y nubarrones sobre el vestidor y su autoridad se manifiesta en el convencimiento y no en la imposición, sabe que enfrente tiene jugadores con egos más grandes que sus cuentas bancarias. La unidad, es un valor fundamental en su vestidor. Convencer  a todos, jugadores, auxiliares, masajistas y utileros que el trabajo individual es indispensable  para el éxito del equipo. "Las individualidades al servicio de la colectividad".  Todos a la medida de sus posibilidades, pero todos al 100 por ciento. Por último, la Pasión, ésa que no sólo se nota al festejar un gol o un título, la que refleja dentro y fuera de las canchas en su andar elegante y orgulloso de ser quien es y predicar con el ejemplo. El futbol del  Barcelona raya en lo artesanal, pero el liderazgo del técnico se puede oler aún del otro lado del charco. Eso digo yo pero tú, ¿qué piensas?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas