Sub-17 o Copa América ¿Cuál es nuestra realidad?

¡Qué siga la fiesta! triunfos como el de la Sub-17 se tienen que gritar a los cuatro vientos. Se vale que el país entero se desborde en alegría y festejos.

¡Qué siga la fiesta! triunfos como el de la Sub-17 se tienen que gritar a los cuatro vientos. Se vale que el país entero se desborde en alegría y festejos, son momentos que sirven como un autentico bálsamo al día a día que nos agobia por situaciones difíciles que atraviesa nuestro país y que repercuten en nuestro entorno. Así que tenemos que levantar las copas y brindar por otro título mundial. Ayer me preguntaron si habría alguna similitud entre este título y el que se logro en Perú. Probablemente existan dos  situaciones parecidas, la primera, el  respeto al proceso de preparación que tuvo este grupo donde al igual que con Chucho Ramírez, se respetó el proyecto del técnico y en este caso Raúl Gutiérrez, tomó a la Selección Sub-15 y de ahí sentó la base para la conformación de este grupo de auténticos guerreros que hoy tienen  de cabeza a toda una nación futbolera. Y la segunda, la indiferencia  de todo el medio futbolístico, como siempre sucede en estas categorías donde conocemos a los muchachos en plena competencia, sin saber cuál fue el proceso que llevaron antes de arrancar la competencia. Con esto, el técnico puede trabajar auténticamente en el anonimato y con la tranquilidad de que pase lo que pase gane o pierda a lo largo del proceso poco trascenderá en la prensa. México amanece con otra generación de Campeones del Mundo que sirven para ilusionarnos y pensar que este país tiene un futuro prometedor dentro y fuera del terreno de juego. Por la formación integral que mostraron los chavos cada vez que tuvieron la oportunidad de estar frente a las cámaras y micrófonos.  Ahora, a cuidarlos de las garras de la fama y los excesos que han truncado muchas carreras prometedoras como la de estos jóvenes. Mención especial para Raúl Gutiérrez y todo su cuerpo técnico que va más allá de lo futbolístico.  Psicólogo, nutriólogo etc., y ¿Por qué no? a los directivos que estuvieron cerca del grupo. Porque  entre todos lograron  el titulo con un equipo de futbol que fue creciendo en el torneo que supero el pánico escénico y la presión de ser local con un grupo armónico, sano y alegre que trasmite y contagia a la tribuna. Todo esto, lejos de hacer olvidar lo que está ocurriendo en Argentina con la Selección en Copa América, ha provocado que la gente en general lance sus más severas críticas a este grupo dirigido por Luis Fernando Tena. Da la impresión que olvidamos que para este evento la querida CONCACAF, a la cual representamos, decidió que no podíamos participar con la Selección Mayor. Después, vino la indisciplina de ocho jugadores que sumado a la escasa preparación previa al torneo, dio como resultado un grupo de futbolistas que no alcanzaron a conformar un verdadero equipo de futbol y sólo alcanzó para lanzar a la cancha 11 jugadores descoordinados y desconfiados que intentan competir con base en lo físico, la garra y el amor propio. Tienen razón, no alcanzó y las individualidades no aparecieron y esta Copa América se ha convertido en una autentica pesadilla.    Si en próximas ediciones no podemos competir con una Selección Mayor, sería mejor no venir a pasar vergüenzas dentro y fuera de la cancha. Ojo, nadie está conforme con lo que pasa en Argentina,  pero lo que tendremos que aceptar es que los menos culpables son los jugadores que hoy intentan dar la cara dentro del terreno de juego.  ¿Cuál es nuestro verdadero nivel, el de la Sub-17 o el de la Copa América? Me quedo con la Sub-17, porque lo que ocurre en Copa América es una bola de nieve que vino creciendo desde el día que aceptamos venir con un equipo menor. Con la explicación de que este evento le serviría a este grupo de preparación para los Juegos Panamericanos y las Eliminatorias olímpicas. Así que dimensionemos bien lo ocurrido en ambos torneos. Pero una cosa es segura el nivel de México en Copa América no es el que realmente tiene nuestro futbol. Eso digo yo pero y tú ¿Qué opinas?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas