Más allá de la mitad…

El Campeón Pumas en picada, cinco juegos sin ganar, tres derrotas consecutivas y quizá lo más alarmante, cinco expulsiones en ocho Jornadas.

El Campeón Pumas en picada, cinco juegos sin ganar, tres derrotas consecutivas y quizá lo más alarmante, cinco expulsiones en ocho Jornadas.

Más que una crítica severa sobre el accionar del equipo o las decisiones del Cuerpo Técnico, tendrá que haber un análisis severo sobre la planeación del cuadro universitario.

Es un hecho que el título de Pumas reforzó el valor de la Directiva que aprovechó las ofertas por jugadores claves en la obtención del campeonato y dejó salir a Leandro, Castro y Chiapas, tres hombres de medio campo, una situación poco usual en cualquier equipo y habrá que agregar al joven Oscar Rojas que también dejó al club.

En ese momento, cualquiera pudo suponer que Guillermo Vásquez  solicitaría refuerzos para encarar Liga y CONCACAF, situación que no se dio y en cambio se retomó el discurso de apoyo y confianza total al trabajo de Cantera.

Con el trofeo en la mano y con los números a su favor en cuanto a costo-beneficio del equipo que logró el título, poco se le podía cuestionar en ese instante a los de pantalón largo, aunque estoy seguro que internamente el técnico sí les habrá advertido del alto riesgo que se corría al intentar defender el campeonato con un plantel corto y sin  experiencia. Plagado de jóvenes de mucha calidad pero aún promesas para el futbol profesional.

A esto tenemos que agregar los imponderables que tiene el futbol ¿quién se iba a imaginar que en los primeros minutos del torneo se lesionaría Cacho y más tarde Palencia y Marco Palacios?

No es normal que un equipo de Primera División debute a tantos jugadores en ocho Jornadas, pero las circunstancias han obligado al técnico a lanzar a jóvenes con grandes condiciones individuales que se matan en el terreno de juego pero que carecen del cobijo de la gente de experiencia que los guíe y proteja tácticamente en el terreno de juego.

Una de las principales características del Pumas Campeón de Memo Vásquez, fue el gran orden táctico y la solidez defensiva que manifestó durante todo el Torneo.

Hoy no se puede pensar que a este equipo se le olvidó todo lo bueno que tenía, pero lo que sí se puede cuestionar es la falta de concentración en algunos casos y de compromiso en otros para tener en ocho fechas, cinco expulsiones.

Este sí es un problema que tendrán que solucionar de inmediato técnico y Directiva. Porque es dar mucha ventaja terminar los partidos con10 jugadores y replantear la alineación del siguiente duelo por las constantes suspensiones.

Así las cosas y después de estas consideraciones, si ustedes quieren ser muy superficiales porque como siempre decimos, la verdad sólo la saben dentro del vestidor y en el día a día del equipo.

La temporada se empieza a tornar cuesta arriba tal y como la lógica indica, aunque afortunadamente para los Pumas la lógica en nuestro futbol pocas veces prevalece y nadie duda que este equipo seguirá siendo muy competitivo con base en sus principales fortalezas: dinámica, orden y la garra, que es lo único que jóvenes o veteranos de este equipo no pueden perder.

Nadie duda que este grupo integrado por futbolistas y Cuerpo Técnico tengan mucho futuro. La gran interrogante es ¿Cómo solucionaran su presente?

La Directiva debe respaldar y blindar el proceso de su Director Técnico y su equipo de trabajo, el entrenador a todos y cada uno de sus jóvenes que tendrán que madurar al calor de la competencia, y la afición como siempre lo hace a continuar con su apoyo incondicional a estos colores.   Mientras tanto como dijo alguna vez Hugo Sánchez, “Agua y Ajo”  (Aguantarse y a joderse).

Eso digo yo,  pero y tú ¿Qué piensas?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas