Rayados se desmorona

Que Monterrey tenga seis derrotas en trece jornadas no es normal a pesar de la tremenda irregularidad que priva en nuestro futbol.

Que Monterrey tenga seis derrotas en trece jornadas no es normal a pesar de la tremenda irregularidad que priva en nuestro futbol. Hoy los Rayados viven horas bajas de la mano de Víctor Manuel Vucetich. Es verdad que resulta complicado para cualquier equipo alternar dos competencias y los regios cargan con la responsabilidad de cumplir en Liga y CONCACAF. Otro aspecto digno de mencionar es el tema de las lesiones que no los han respetado esta campaña. La intensa actividad y las lesiones pueden ser un buen argumento para justificar a muchos equipos. Pero para un plantel tan rico como el que actualmente tienen los regios, esto podría sonar solamente a pretexto. Después del juego del sábado donde América les gano con gran autoridad y exhibió todas sus carencias defensivas y ofensivas, los focos rojos se prendieron en la institución regia. Vucetich ya acepto que definitivamente es el momento más difícil que ha vivido desde que tomo las riendas del equipo y este su peor partido. Con esto los rumores en torno al grupo señalan que el ciclo del técnico está llegando a su fin. Es una pena que la irregularidad haya alcanzado a este conjunto cuando todos tenemos la gran esperanza de que Monterrey logre una gran actuación en el próximo Mundial de Clubes a celebrarse en diciembre. Con la recuperación de la mayoría de sus lesionados a lo largo de torneo y después de rescatar milagrosamente a Luis Ernesto Pérez de la inhabilitación que pesaba sobre él, el técnico sabe que no hay escusa que valga para no enderezar la nave cuando le restan cuatro partidos al torneo y la calificación está en veremos. La gran pregunta es si todo pasa sólo por la capacidad del técnico, porque es evidente que algunos jugadores no han podido alcanzar su mejor nivel futbolístico y para muestra el ecuatoriano Walter Ayovi,  quien no es ni la sombra del estupendo jugador de torneos anteriores y como él hay varios. Otra preocupación de la afición regia es la poca actitud que mostró su equipo ante las Águilas, lo cual provoco al término del juego una sonora rechifla de una de las aficiones más fieles que existen en nuestro futbol. Dicen que los Clásicos levantan muertos y el partido del sábado frente a Tigres podría ser el trampolín que necesitan los Rayados para encarar la recta final de la campaña y buscar la clasificación. Aunque sinceramente los felinos llegan a este duelo con mayores argumentos como para pensar en la victoria, con esa doble motivación para los del “Tuca” de ganar el duelo y sacar de zona de calificación al odiado rival. Hoy la responsabilidad de rescatar la campaña rayada es definitivamente de los futbolistas porque nadie puede cuestionar la capacidad y la experiencia del “Rey Midas” Víctor Manuel Vucetich. La participación de la Directiva será muy importante para acabar con las dudas que pudieran existir en torno a la continuidad del técnico. Sería lamentable que este proceso exitoso termine antes de buscar la internacionalización del club con una buena actuación en el Mundial de Clubes. Por lo pronto esta incertidumbre rayada  le agrega un ingrediente extra a la edición noventa y cuatro del clásico regio donde Monterrey se mete a la cueva del Tigre a reencontrarse con el buen futbol y si no, por lo menos a ganar para mantener la ilusión de calificar. Eso digo yo pero, tú ¿Qué piensas?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas