Jorge Witker.

Mohamed quiere inscribir su nombre

Martes 27 de Noviembre del 2012



De sobra es sabido que Antonio Ricardo Mohamed vivirá su primera Final como entrenador en México, lo que contrasta con su ahora colega Enrique Meza, el técnico más veces “finalista” en la historia de la Liga azteca.

Ambos entrenadores, curiosamente, presumen un logro importante, haber ganado la Copa Sudamericana, la cual cosechó Meza al mando del Pachuca en el 2006 y “Tony” lo hizo con Independiente en el 2010.

Ahora el famoso y querido “Turco” buscará apuntar su nombre en la privilegiada lista de los entrenadores extranjeros que han podido coronarse en nuestro país, y a la que no ingresa un timonel argentino desde que Américo Gallego se coronara con el Toluca en el Apertura 2005.

En total son nueve los técnicos pamperos que han podido ser campeones en la Liga mexicana, aunque sólo tres de ellos lo lograron en la Era de los torneos cortos, la cual ha sido claramente dominada por los preparadores mexicanos.

Entre los nueve técnicos “ches” que dieron la vuelta olímpica el primero en conseguirlo fue Enrique Palomini con el Veracruz y los únicos dos que repitieron fueron José María Casullo con el León en los 40 y Miguel Ángel López con América en los 80, ambos ganando dos trofeos de Liga cada uno.

La lista de los que pudieron coronarse la completan Eduardo Valdatti, con Atlas en 1950-51, Alejandro Scopelli con América en 1965-66, Ricardo La Volpe con Atlante en 1992-93, Alberto Jorge con Toluca en el Apertura 2002, Daniel Passarella con Monterrey en el Clausura 2003 y Américo Gallego con Toluca en el Apertura 2005.

De los 87 campeonatos repartidos hasta el momento en la mal llamada Era Profesional, sólo el 37 % fueron ganados por entrenadores nacidos en el extranjero.

Los técnicos mexicanos se adueñaron de la gloria máxima en 54 oportunidades, dejando a los “importados” una cosecha de 33 campeonatos,  incluyendo los 10 primeros que se efectuaron entre 1943 y 1953. Al arranque de esta etapa, el dominio de los Dts foráneos fue evidente. Prueba de ello es que hasta 1968, sólo dos técnicos mexicanos pudieron coronarse. Al revisar los primeros 25 campeonatos de Liga repartidos sólo se pueden leer los ilustres nombres de Ignacio Trelles y Javier de la Torre.

La tendencia ha ido variando en sentido completamente inverso hasta nuestros días.
Desde que se instauraron los torneos cortos, se repartieron 32 estrellas y apenas seis de ellas fueron obtenidas por entrenadores nacidos en el extranjero, destacándose el caso de Ricardo Ferretti que ganó tres de ellas

Lo más reciente también apunta en esa dirección. De los últimos 13 títulos de Liga, 11 se los adjudicaron técnicos mexicanos y los otros dos los ganó un brasileño, Ricardo Ferretti, hecho entrenador en México.

LOS ARGENTINOS MANDAN

De las legiones de entrenadores extranjeros, la más ganadora es claramente la argentina, que recolectó 11 trofeos, aunque sólo se quedó con cuatro en los últimos 20 años.

Tras los argentinos, las dos nacionalidades más ganadoras han sido la húngara y la brasileña, con cinco títulos cada una. Fueron tres los magiares que se coronaron, Luis Grocs con atlante en 1946-47, Arpad Fekete en tres ocasiones, y Jorge Marik con los Pumas en 1976-77.

Por la legión brasileña, los cinco títulos son responsabilidad sólo de dos entrenadores, Jorge Vieira, que ganó el bicampeonato con América en 1987-88 y 1988-89 y Ricardo Ferretti que lleva tres campeonatos con tres diferentes equipos, Chivas, Pumas y Tigres.

En total son nueve los diferentes orígenes extranjeros de los entrenadores que se han coronado en México.  Tras argentinos, húngaros y brasileños, siguen españoles (4 títulos), uruguayos (4), un austriaco (Ernesto Pauler), un costarricense (Rodolfo Muñoz), un yugoslavo o serbio (Bora Milutinovic) y un chileno (Carlos Reinoso).

Las tablas que complementan esta columna las puedes repasar en la futbolteca.

Nota: Las columnas que se presentan en la seccin Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad nica de sus autores y no reflejan necesariamente la opinin periodstica de Medio Tiempo.

Comentarios