Jorge Witker.

Arranca la Libertadores

Martes 22 de Enero del 2013



Bastaría con repasar la historia para ser escépticos respecto a las verdaderas posibilidades de los equipos mexicanos que disputan la Copa Libertadores 2013, la cual arranca hoy.  

Y sin embargo, futbolísticamente Tijuana, Toluca y León parecen ser lo suficientemente competitivos para darse a respetar en el cono sur, pues además, por distintas razones, tienen aduanas con un grado de dificultad importante, ya sea por un campo de superficie artificial, por la altitud o lejanía, o por el apoyo de aficiones muy calurosas.

Un factor que les puede afectar sin duda es la falta de experiencia internacional, en el caso de Tijuana y León –más allá de que sus entrenadores sí han dirigido antes en este certamen- o la tradicional baja estatura del Toluca jugando fuera del país. Además el sorteo no ha sido benévolo con ninguno de ellos, que han sido emparejados, en la fase de grupos, con adversarios muy complicados.

Lo cual, visto de otra forma, es un privilegio, pues en tierras mexicanas podremos ver a equipos de buen nivel como Corinthians, Boca Juniors, Nacional de Montevideo, Barcelona de Guayaquil, Millonarios de Bogotá, y tal vez Vélez Sarsfield, Peñarol y Emelec, si León hace los deberes ante el Iquique de Chile.

Una situación que hace más compleja la histórica búsqueda de los representantes mexicanos es la famosa calendarización. Nuevamente la etapa de Cuartos y Octavos de Final en el torneo continental están programadas para empalmarse con el arranque de la Liguilla del Clausura 2013, además por la Copa Confederaciones, las Semifinales y la Final de la Libertadores 2013 se jugarán hasta julio, es decir cuando ya esté comenzando el Apertura 2013 en México, lo que puede ser un severo contratiempo considerando que para entonces se pueden producir muchos cambios en sus planteles.

Y pese a todo habrá que creer en sus posibilidades, aunque tampoco apuntarlos entre los favoritos al título. Como es costumbre los equipos brasileños, que además son mayoría, lucen poderosos. Los representantes de Brasil ganaron cinco de las últimas ocho ediciones, incluyendo las tres más recientes y tienen ocho años seguidos incrustando por lo menos un nombre entre los finalistas.

Por eso y por sus lujosos elencos, habrá que colocarlos en una primera línea; Corinthians buscará ser el tercer brasileño que logre un bicampeonato en un año tres, como lo consiguieran el Santos en 1962 y 1963 y el Sao Paulo en 1992 y 1993.

El Campeón del brasileirao Fluminense, el siempre protagonista Sao Paulo, el Palmeiras si cierra el fichaje de Riquelme, y en menor medida el Atlético Mineiro con Ronaldinho o el Gremio del chileno Eduardo Vargas, conforman una baraja muy serie de aspirantes a la gloria.

Boca Juniors parece en fase de reconstrucción pero tiene una evidente mística copera y con Carlos
Bianchi de regreso genera gran expectativa; Vélez Sarsfield, Universidad de Chile -ahora con Darío Franco al timón- y Nacional de Montevideo, también apuntan a cosas importantes.

La edición 54 de la Copa Libertadores promete emociones grandes y con siete equipos debutantes, aire fresco para un certamen que sigue siendo, pese a todo, la competencia de clubes más importante del continente americano, y la asignatura pendiente para el futbol mexicano que lleva años coqueteando con la trascendencia, pero sin lograrla conquistar.

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios