La cantera sobre la cartera

Sorprendido por el gasto ejercido por clubes de alto renombre en el futbol del Viejo Continente, me gustaría invitarlos a imaginar que por una temporada toman el cargo de Presidente.

Sorprendido por el gasto ejercido por clubes de alto renombre en el futbol del Viejo Continente tanto en España como en Inglaterra, me gustaría invitarlos a imaginar que por una temporada toman el cargo de Presidente del club más importante de Europa, el Real Madrid.

Después de varias asambleas durante la Pretemporada y un análisis profundo de la situación actual del club, los miembros del consejo le cuestionan: ¿cuál va a ser la filosofía del club Merengue? ¿Invertir para hacer jugadores aunque el éxito venga a largo plazo o, comprarlos siendo estrellas con un éxito económico a corto plazo, pero con  el riesgo de decepcionar a la afición con pobres resultados o poco entendimiento en la cancha?

El reporte que le entregan sus asesores indica lo siguiente:

De 2000 al 2004, el Real Madrid gastó casi 240 millones de euros en estrellas, dentro de las que destacan Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham (por cierto, todos ofensivos).

En el mismo 2000, el acérrimo rival, el Futbol Club Barcelona, descubrió a un niño argentino rechazado del River Plate de sólo 13 años llamado Lionel Messi. Este joven, era muy pequeño físicamente a causa de una enfermedad hormonal que costaba al club más de mil dólares al mes, pero apostaron por él.

En este mismo año, uno de los emblemas del equipo blaugrana, Josep Guardiola se topaba con una lesión que lo obligaba a dejar el cuadro titular para ceder su puesto al joven canterano Xavi Hernández de tan sólo 20 años.

En el 2002 los azulgranas debutaban, aunque durante pocos partidos alternados entre el primer equipo y el Barcelona B, a un mediocampista manchego quien había sido reclutado a sus 12 años por el equipo culé llamado Andrés Iniesta, jugador que prometía, pero que tenía que crecer profesionalmente.

De 2004 a 2009, el club Merengue gastó alrededor de 420 millones de euros en jugadores de distintas posiciones, unos que redituaron como Sergio Ramos o Van Nistelrooy (aunque se lesionó después de una buena Temporada) y muchos otros que pasaron desapercibidos como Owen, Saviola, Baptista, Metzelder, Drenthe y Gabriel Heinze.

Los resultados del Real Madrid en estos últimos nueve años no han sido nada malos, logrando levantar cuatro títulos de Liga y uno de Champions League.

Por el otro lado, el equipo catalán, con un presupuesto gastado inferior en cuanto a estrellas se refiere, en ese mismo tiempo se alzó con la victoria de tres Ligas, una Copa del Rey y dos Champions League.

Lo anterior no quiere decir que el Real Madrid no tenga fuerzas básicas o que el Barcelona no haya comprado figuras, pero ¿qué ha pasado con estos jugadores?.

De la cantera del Real Madrid han salido grandes futbolistas promesa como Soldado, De la Red, Portillo, Diego López y la gran estrella del Almería, Negredo, por cierto cotizado actualmente por varios clubes en España. Todos estos militan en otros equipos del balompié ibérico ya que nunca encontraron un espacio en el cuadro titular al toparse con grandes estrellas internacionales.

Por otro lado, el Futbol Club Barcelona desde el 2000, se ha hecho de figuras como Samuel Eto’o (tercer mejor goleador de la historia del club siendo Pichichi en la Temporado 05-06), Ronaldinho, Deco, Dani Alves y Thierry Henry gastando alrededor de 126 millones de euros en estos jugadores.

Y aquí es en donde ustedes, amables lectores, intervienen tratando de deducir cuál ha sido la diferencia entre estos equipos especialmente en la última Temporada en donde se vio a un Barcelona que arrasó en en relación a su rival histórico.

Estudiando un poco a ambos equipos durante la pasada Temporada, me parecía impresionante el entendimiento que existía entre jugadores blaugranas quienes parecían llevar años jugando juntos. Lo anterior nada alejado de la realidad ya que Messi y Bojan por un lado más Iniesta, Xavi y Víctor Valdés por el otro, se conocían perfectamente desde las Fuerzas Básicas.

Pero lo más importante y donde considero que se marcó la mayor diferencia fue en la garra y el orgullo que demostraron al defender los colores del equipo que los desarrolló y les dio la oportunidad de debutar.

Existen otros casos como el de Gerard Piqué quien a pesar de ser canterano fue desarrollado por el Manchester United, el de Carles Puyol quien no pertenece a la misma camada, o el del mismo Director Técnico, Josep Guardiola, quienes no podían ocultar el hambre de triunfo en cada minuto que vestían esa camiseta.

Estos jugadores desarrollados en las Fuerzas Básicas azulgranas, hoy son la columna vertebral de la Selección Española al tener a dos de los mejores centrales (Puyol y Piqué) y los dos mejores medios armadores de la pasada Eurocopa en la que se llevaron el campeonato (Xavi e Iniesta).

Por todo lo mencionado anteriormente y al ver que el Real Madrid asigna un presupuesto de 250 millones de euros para la compra de grandes figuras por el bien económico a corto plazo, sin evaluar el riesgo de equivocarse otra vez y tener un vestidor inquieto, le pregunto:

¿Cuánto asignaría de esos 250 millones de euros al desarrollo de talentos que después se conviertan en grandes estrellas?

¿Cuánto estaría dispuesto a arriesgar para que los jugadores canteranos puedan ser parte del primer equipo?

Para mí, la respuesta es obvia…. Siempre deberá estar por encima la cantera que la cartera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas