Las reglas son las reglas

Son lamentables los hechos ocurridos en recientes semanas en donde tanto el futbol nacional como el internacional se vieron envueltos en tragedias que hacen temblar a cualquier persona.

Son lamentables los hechos ocurridos en recientes semanas en donde tanto el futbol nacional como el internacional se vieron envueltos en tragedias que independientemente de lo deportivo hacen temblar a cualquier persona. Al final de cuentas y por muy cruel que parezca, la vida y el deporte siguen adelante, el show debe continuar y es por eso que casi al mismo tiempo acontecen dos situaciones que ponen a prueba los reglamentos y el nivel de rigidez de algunas federaciones como la CAF (Confederación Africana de Futbol) y la Federación Mexicana de Futbol. Por un lado el sonado caso de Togo en donde camino a su participación en la Copa Africana de Naciones, a celebrarse en Angola, el camión es interceptado por guerrilleros quienes durante 20 minutos estuvieron baleando al transporte de la selección provocando la muerte de tres personas. El día de ayer, la CAF decidió suspenderlos de las siguientes dos Copas Africanas debido a la intervención del Gobierno togolés al decidir e imponerse para que sus jugadores no participaran en dicho evento después del ataque. Por otro lado, el caso que ha robado la atención de todos los noticieros, inclusive sobre una tragedia nacional como la de Haití, el atentado sufrido por Salvador Cabañas en los baños de un famoso bar. En este último, por cierto aún con cosas muy extrañas por resolver y de las cuales tal vez nunca nos enteremos, el Club América solicitó la incorporación de un jugador a la plantilla dado la baja de su centro delantero quien posiblemente no pueda volver a jugar y a lo cual en estricto sentido deberían de recibir una negativa, ya que el reglamento que permitía sustituír a un jugador lesionado fue derogado hace unos meses por el caso de Christian Benitez vs. el Puebla. Ambos son temas muy delicados los cuales quisiéramos que nunca existieran, pero lamentablemente hoy son un hecho y por más que haya gente afectada por la situación, las reglas son las reglas. Considero que si ambas Federaciones quieren sentar las bases de disciplina que se deben tener en el futbol, no deberán ceder. De lo contrario, el día de mañana cualquier equipo decidirá no asistir a una competencia sin temor a represalia o en el caso del balompié nacional, cualquiera podrá apelar al reglamento para que los federativos actuen a favor de su causa dejando aún más baja la credibilidad de los mandatarios del futbol en México. Por ahora me despido y te recuerdo que sigas mis comentarios en www.twitter.com/tonoezquerra.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas