Refuerzos de lujo

El sarcasmo es algo que caracteriza la convivencia del ser humano, por lo que este 2010 decidí arrancar con un título que refleja lo comentado en charlas informales o en programas dedicados al futbol.

El sarcasmo es algo que caracteriza la convivencia del ser humano, por lo que este 2010 decidí arrancar con un título que refleja lo comentado en charlas informales o en programas dedicados al futbol, en donde se hace obvio que los equipos no pueden esperar resultados diferentes haciendo las mismas cosas que han hecho en el pasado.

Para todos es claro las campañas mediocres que tuvieron tres de los más grandes equipos del futbol mexicano, Pumas, Chivas y Águilas.

Comenzando de abajo hacia arriba, en el pasado Torneo Apertura 2009, el equipo del Pedregal sólo cosechó 17 puntos con cuatro triunfos colocándose en la posición 17 de la Tabla General.

Fieles a su costumbre de preocuparse más por hacer jugadores que por buscar reforzar sus líneas en cada Torneo, los auriazules decidieron por segunda Temporada consecutiva no comprar ningún jugador para el Torneo Bicentenario que está por comenzar.

La primera vez que lo hicieron cobraba cierta lógica al venir de un Campeonato, lo que indicaba que el equipo tenía ritmo y jugadores de peso para mantenrse en disputa por el título, pero después de este deplorable Torneo, considero que era necesario reforzar al equipo, especialmente en la defensa central y con algún volante que desborde y proponga por las bandas.

Por su lado, el Guadalajara anunciaba una de las contrataciones más sonadas del receso de fin de año. El controvertido Adolfo “Bofo” Bautista limaba asperezas con la Directiva y se reincorporaba al equipo “de sus amores”.

Si algo demostraron los tapatíos durante el Torneo (con sólo 19 puntos), fueron los constantes altibajos y el desorden sistemático en cada una de sus líneas, además de su debilidad en defensa al estar entre los equipos más goleados.

¿Qué acertada decisión no creen? Necesitamos defensas y jugadores ordenados, ¿qué tal el “Bofo”? Insisto en ser sarcástico.

Y por último el equipo más amado y odiado del balompié nacional, el América.

Al menos calificado a la Liguilla, pero con una terrible desunión entre jugadores y técnico durante los últimos dos cotejos, los de Coapa denotaron una marcada dependencia en ataque por su jugador estrella Salvador Cabañas. Dos juegos malos del paraguayo y los emplumados se quedaron fuera.

Pero no se preocupen aficionados Águilas, ahí si hay lana para despilfarrar y sacar tres ases de la manga que sin duda ahora sí los harán campeones.

El súper estrella internacional Miguel Layún con 32 minutos totales en la Serie A de Italia, Luis Alonso Sandoval quien demuestra poco arraigo hacia una camiseta, llegando a su séptimo equipo en el futbol mexicano y, la más acertada de las tres (este no es sarcasmo) Alfonso Blanco, quien ocupará la portería cuando Francisco Guillermo Ochoa sea llamado a la Selección.

A diferencia de otros como Cruz Azul o Morelia que a mi parecer acertaron en las transferencias basándose en costo-beneficio, estos tres grandes tendrán que conformarse con obtener un resultado similar o mantener la esperanza en que los llamados a la Selección de equipos rivales hagan más fácil su Temporada.

Me despido invitándote a que compartas con nosotros tu opinión y no olvides seguir mis comentarios en www.twitter.com/tonoezquerra

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas