Mas vale "maña" que fuerza

Hace tan sólo unos minutos que finalizó el último partido del F.C. Barcelona en la liga española, la que dicen de "las estrellas", cuando me pongo a escribir esta columna... así que quizás parte...

Hace tan sólo unos minutos que finalizó el último partido del F.C. Barcelona en la liga española, la que dicen de "las estrellas", cuando me pongo a escribir esta columna... así que quizás parte de lo que vaya a escribir puede estar influenciado por la cercanía temporal del encuentro, ya que el "muerto" aún está caliente y la última derrota azulgrana ante el equipo maño colea aún. Cuando Joan Gaspart llegó a la presidencia durante este verano se pudo observar la transmutación que en su talante rebelde y provocador se había sufrido. Nos encontramos desde entonces con un Gaspart conciliador y portador del "seny" catalán. ¿Es esto bueno para el Barça?. Creía tener claro la respuesta a dicha interrogante, pero con el paso de las jornadas, de las derrotas, de los fracasos... el "Si" primero se va tornando en un "quizás no tanto". El Barcelona achaca todavía hoy el mal endémico de los tres años que el prepotente Louis Van Gaal pasó como entrenador del equipo de la Ciudad Condal. Se pretendía dar un toque de la casa con la llegada del mallorquín Lorenzo Serra Ferrer, pero lo único que se ha conseguido es hundir aún más la moral y las esperanzas del socio barcelonista. Al de Sa Pobla sencillamente le queda grande el vestuario del Camp Nou y los jugadores culés se han contagiado de las dudas y las incoherencias tácticas de Serra Ferrer. "¡El equipo tiene que reaccionar!, lo que no se puede a estas alturas es estar como estamos", afirma un apagado presidente blaugrana en la conferencia de prensa después del partido de la Romareda. Pero el quid de la cuestión es cómo reaccionará el equipo. Al día de hoy el horizonte blaugrana está lleno de nubarrones negros y próximas tormentas deportivas. Nada más acabar el partido, el mister azulgrana ha sido ratificado por la directiva en un intento de llevar la tranquilidad al equipo. Pero el efecto es y ha sido por ahora todo el contrario. En sólo dos partidos se ha repetido la alineación mostrando una irregularidad galopante, se ha perdido 5 partidos de 11 jugados en liga... algo inaudito si se quiere ganar el campeonato en Junio y como ya es sabido a las primeras de cambio el Barça ha sido eliminado de la Champions League, cayendo de bruces en una UEFA que ni ganándola servirá como salvación de la temporada. La "Rivaldodependencia" del Barcelona es palpable, pero quizás se esté abusando de la presión sobre el brasileño. El jugador carioca acaba de retornar del partido con su selección y las críticas en su país le están haciendo pensar en no acudir a las próximas convocatorias de la selección carioca. Y por si fuera poco a un Rivaldo desconocido y perdido le faltaba la derrota contra el Zaragoza para que su moral decaiga más. Sin embargo, aún así las pinceladas de calidad del mejor jugador del mundo se han observado ocasiones en el césped de la Romareda. Pero los males del Barcelona no comienzan y acaban por el astro brasileño, sino que tienen en la portería su principal exponente. Cuando se fichó a mediados de la temporada pasada a Richard Dutruel del Celta de Vigo los expertos dudaban que el francés pudiese cubrir con garantías la portería azulgrana y por desgracia, los especialistas han acertado. Peor aún es el caso del canterano Arnau, que abandonó la suplencia para sustituir hace algunos partidos a Dutruel y no sólo no ha dado mayor seguridad, sino que con el segundo gol de hoy ha mostrado que no es el cancerbero que el equipo necesita. ¿La solución?, difícil dilema: se actúan valientemente como en su día el Real Madrid hizo con el extraordinario Iker Casillas, es decir, subiendo al primer equipo al joven Reina y brindándole la oportunidad que demuestre la calidad que se le supone o se rastrea en el mercado algún portero capaz de por lo menos aparentar seriedad en el campo y que sepa que las pelotas se pueden jugar con el pie. Cosa que Arnau hoy ha ratificado que no sabe, pero tampoco se le puede pedir peras al olmo. Aunque Serra Ferrer se empeñe en colocar la defensa como un puzzle malintencionado es difícil de creer que la zaga del Barça la zaga sea un coladero partido tras partido. Si ya el poner a Sergi en el medio del campo, ahogando así su portentosa subida de la banda, es un delito. El hecho de tener al francés Petit como defensa y no en el medio del campo es de juzgado de guardia. Abelardo por su parte intentan tapar las vías de agua que asolan la retaguardia blaugrana, pero a pesar de su pundonor le es imposible. El único que salva los muebles es Carles Puyol, pero como el joven de 22 años de recién estrenada internacionalidad se desenvuelve bien en el campo, el entrenador se empeña en cambiarlo a mitad de la segunda parte... ¿es eso lógico?. Ahí se puede comprobar que Serra Ferrer hace los cambios a "boleo" (esperando que le salga bien) y por ahora, en pocas ocasiones ha acertado con ellos. La línea medular se resiente de la baja del capitán Pep Guardiola, que en próximas semanas volverá a los terrenos de juego tras casi 4 meses de baja por lesión. ¿Se le podrá pedir al bueno de Guardiola que sea el revulsivo que se necesita para enderezar el juego blaugrana?. Y a pesar de eso, las actuaciones de Philip Cocu y de Xavi no son malas, pero el equipo no se aprovecha del juego que el primero destruye y del que segundo crea. Lo que no se entiende el porqué se fichó de nuevo al santanderino Iván de la Peña, ya que lo único que ha demostrado en las contadas ocasiones que se le ha dejado jugar es su tremenda calidad, su visión de juego y su verticalidad cara a gol. Pero al parecer eso no cuenta para el técnico, que ha pasado de dejarlo en el banquillo a no convocarlo siquiera. Por las bandas, Simao Sabrosa -revelación de la temporada, habiendo paliado en parte la fuga de su compatriota Luis Figo al eterno rival- batalla durante todo el partido y suele terminar como uno de los jugadores más destacables de los encuentros, cosa que también ha sucedido hoy en Zaragoza. Luis Enrique, todo coraje e ilusión por jugar lo intenta una y otra vez, pero su juego se ve eclipsado por la mediocridad del planteamiento táctico. Y por último llegamos a uno de los puntos más comprometidos del equipo, juntamente con la portería. La delantera tiene la "pólvora mojada" y no meten un gol ni al arcoiris, así de claro. Con Dani ni tan siquiera convocado, Patrick Kluivert ha vuelto a mostrar sus carencias delante de portería. Kluivert es un "crack", eso nadie puede negarlo, pero lo que no se le puede decir que es el delantero centro que el Barça necesita. Pudiendo cumplir un gran papel de espaldas a la portería y en la creación de jugadas de gol, ocupa un puesto que no es el suyo. La calidad de Alfonso Pérez siempre ha estado oscurecida por las lesiones que el de Getafe ha sufrido a lo largo de su carrera, pero es un jugador válido para el Barcelona. Eso sí, un jugador de refresco, de segundas partes y de explosivo regate. En resumen, el Barça necesita un delantero que meta goles. Algo tan sencillo, pero a la vez tan dificultoso y no pienso que en el mercado de Diciembre se pueda fichar y suplir esa carencia. Quizás se debería volver a un sistema táctico similar al que Johan Cruyff utilizó durante la Era del "Dream Team", donde los delanteros se veían suplidos por un fluido juego por las bandas y la llegada acertada de la segunda línea con posibilidades de gol. Sólo cuando Romario arribó al Camp Nou, el entrenador holandés varió el sistema, pero en la primera temporada el brasileño marcó 30 goles y por lo tanto el cambio se percibió correcto. Hoy en día, los "romarios" son escasos, aunque siempre se puede repescar al verdadero, peores cosas se han visto. Hasta aquí algunas notas de las dudas que el F.C Barcelona me ha infundido hoy tras ver el partido. Un 3 a 1 contra el Zaragoza, cuando se quería remontar es todo un "Stop" en mitad del camino que los culés tienen que recorrer en la liga. Las excusas muchas, soluciones pocas... eso es lo que me preocupa. Lo que no se puede comprender, pese a quién pese, es cómo en la jornada 11 se puede estar en el 9º puesto y con tantas derrotas. Y sobre todo, lo que es inconcebible para el seguidor barcelonista es dicha situación con el equipo que se tiene. Pero como siempre, el que no se conforma es tonto, ya que sólo están a cinco puntos de Valencia C.F. y Deportivo de la Coruña, no habiendo quedado descolgados de la cabeza aún. Y si ya queremos incluso infundir ánimos podremos pensar que peores resultados son imposibles de conseguir. Claro que también podremos encontrar en la hinchada azulgrana seguidores pesimistas. La mayoría, todo hay que decirlo. Que piensan que el jueves el reestreno en Europa está pendiente del Brujas belga y que el nombre del equipo, que ha vencido en su competición nacional este fin de semana al Charleroi (0-4), no presupone nada agradable. Y rizando el rizo, ya hay quiénes creen que en la Copa del Rey contra el Gandia se le puede dar a dicho equipo el partido de su vida. Sólo nos queda ver cómo evolucionará el juego azulgrana en los próximos partidos, que si no lo remedían podrían estar a finales de año descolgados de cualquier competición.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas