¡Un psiquiatra por favor!

POR: JOSÉ ESCAMILLA

POR: JOSÉ ESCAMILLA ¿Qué está pasando en nuestro fútbol? Ni los silogismos que aprendí en primero de prepa, ni la lógica futbolística, ni el sentido común me pueden ayudar a entender un poquito nuestra liga. Digno de alguna obra kafkiana, el torneo local parece, en un principio, no tener ni pies ni cabeza. Ojalá y termine como es de esperarse de una obra del escritor Checo. Los Tigres una semana ofrecen un juegazo contra el superfavorito Toluca, hacen ver mal al campeón y se perfilan como un serio candidato al trono... A la siguiente semana nos brindan un partido de lástima que más bien los hace parecer candidatos, una vez más, al bien ganado título del equipo más mediocre en la historia. El Necaxa, es arrastrado literal y sorpresivamente por su hermano mayor el domingo pasado en el pirata fuente (el hecho de ver este partido en este estadio ya sale de contexto). A media semana pierde en la merconorte con un equipo muy regular. Ayer se presenta en el volcán, y parece que se acuerda de sus años de gloria y termina con la utopía felina. El Toluca, el conjunto mas regular de los últimos cinco torneos, el mas firme candidato a la corona, mete a los Tigres a una “muerte segura” en el mismísimo infierno, y le sale el tiro por la culata. El tigre resultó ser más cabrón que bonito y le pone una zarandeada digna del circo de la chilindrina... Pasa una semana y los diablos, aunque sin mucho fútbol, pero recuperando el oficio de los grandes, le da un repasón a los Pumas. El América después de mucho tiempo logra romper con el dominio rayo. Se planta bien en el terreno y parece recuperar orden y ganar mayor ofensividad... Siete días después se aparece en su terruño ante unos rayados encabezados por un extenista y salen mas bailados que la aventurera. El Irapuato, benjamín de la primera nacional, perdió esta semana pero está que no cree en nadie, el líder goleador del torneo (De Nigris) hace poco tiempo boleaba en algún club de tenis en Monterrey (sin afán de menospreciar a este excelente futbolista), y a estas alturas los Laguneros ya perdieron el invicto en casa. Pumas, Chivas y Cruz Azul, equipos grandes de nuestro balompié, no dan una y están hundidos en la mas profunda mediocridad. ¿Quién hubiera pensado que a estas alturas del torneo las Chivas rayadas del Guadalajara serían el último lugar, y los freseros del Irapuato estarían peleando por los primeros lugares? El día de ayer un amigo me platicaba que iría a apostar al sports book, a favor de los esmeraldas en contra de la máquina celeste. No me reí por respeto a nuestra amistad, y mejor le recomendé que apostara a favor de los tigres frente a los rayos... Espero de verdad no me haya hecho caso. ¿Qué mas puede suceder? Que Coyote se declare americanista de hueso colorado, que Tena se vaya a los Pumas, y Hugo al América, que Ferretti y Lavolpe se conviertan en consejeros espirituales, que Orvañanos regrese a Tv azteca, que David Faitelson aprenda un poco de fútbol, o que Lapuente regrese a la normalidad. A estas alturas todo se vale y que nada lo sorprenda. Hago un atento llamado a todos mis lectores para que me recomienden algún buen loquero porque definitivamente necesitaré de sus servicios a la brevedad. Mis respetos a aquel que juegue a los pronósticos en estas fechas y le atine a mas de cinco partidos: Una de dos, o sabe demasiado o de plano no sabe nada...Solo así. escamilla@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas