¿Clonar a Hugo?

Hace un tiempo apareció en las noticias un pronóstico relativo a los modos en que el actual “doping” que azota el mundo deportivo podría ir evolucionando con el paso de los años y la...

Hace un tiempo apareció en las noticias un pronóstico relativo a los modos en que el actual “doping” que azota el mundo deportivo podría ir evolucionando con el paso de los años y la modernización, al estilo de cualquier novela de ciencia-ficción, que tendría que adoptar para no ser detectado por las autoridades respectivas. En dicho artículo se mencionaba la alarmante posibilidad de que en un futuro cercano se pudiese , incluso , clonar a algún individuo superdotado para obtener un ser humano idéntico a , y con las capacidades de un Babe Ruth , Pelé , Maradona , Induráin , Jordan , Borg , Clay , Jesee Owen , Mark Spitz , Juantorena , Fangio , etc. , etc.  De manera que se volvieran a tener deportistas tan exitosos, con la posibilidad de revivirlos de esa manera y , con ello , repetir en la actualidad sus éxitos deportivos .Siguiendo con esa probabilidad fantástica, los mexicanos estaríamos en condiciones, no se sabe aún si legales o no en el futuro, de reproducir individuos genéticamente idénticos a, por ejemplo: Beto Avila, Sal Sánchez, “Pirata” Fuente, “Pelòn” Osuna, Fernando Valenzuela, Joaquín Capilla, Pedro Rodríguez, etc. , y volver a tener en calidad y cantidad a los héroes deportivos que tanta falta le hacen a la afición. Desde luego que el máximo exponente que hemos tenido, nos guste o no, en el ámbito futbolístico de nuestro país es Hugo Sánchez Márquez, no tanto por lo que realizó dentro de nuestras fronteras y para nuestros colores, sino por lo que consiguió como el más grande jugador de nuestro fútbol en el extranjero.

Si la ciencia nos diera la posibilidad de elegir a un candidato de cada deporte para reproducirlo genéticamente, dejando a un lado las terribles implicaciones morales que ello pudiera tener, no cabe duda que la elección de los aficionados al fútbol recaería en Hugo. Dicha fantasía, que esperamos que en eso quede la cosa, daría como resultado probablemente un niño que con los años tendría las facciones, estatura, cabello, ojos, manos, voz, y demás características físicas de Hugo, aunque no se está tan seguro de que su temperamento, carácter  y otros factores psicológicos pudieran repetirse tan exactamente como los físicos, y en la misma proporción. Lo que sí es seguro es que, para obtener un ser humano exactamente igual se tendrían que reproducir, al igual que los factores intrínsecos o genéticos, los extrínsecos o derivados de las circunstancias de vida personal, familiar y social que hubiesen influido para que tal o cual sujeto se convirtiera en tal o cual persona al paso del tiempo.

Lo que sí suena factible, y de hecho lo es, es proporcionar a un grupo determinado de personas la posibilidad de desarrollarse en circunstancias que favorezcan su realización como deportistas de alto rendimiento, copiando incluso aquellos factores que hicieron triunfar a otros en el pasado y que les ayudaron, junto con su predisposición genética quizás, a convertirse en los ídolos que todos añoramos. Hablando de repetir circunstancias favorables , nunca me he explicado él porque no se ha repetido aquel exitoso experimento futbolístico que se llamó Selección Amateur durante los años ‘70, y que a base de un intenso fogueo internacional produjo varias generaciones de talentos manejados por Diego Mercado, Alfonso Portugal y Joaquín Badillo como directivo, al grado de hacer surgir  a dos de los mejores futbolistas mexicanos de la historia: Hugo Sánchez y Manuel Manzo, y a muchos otros que jugaron posteriormente en Selección Mayor. Tales prospectos debutaban en la Primera División de distintos equipos con un cúmulo de experiencia, que incluía una  gran cantidad de partidos internacionales previos, así como juegos centroamericanos, panamericanos y olímpicos a sus espaldas, mismos  que les permitían triunfar con casi total seguridad en su posterior carrera deportiva.

Soy de la idea de que, si no se puede o se debe reproducir los genes de un atleta exitoso para recrearlo en el futuro, sí se puede y se debe, repetir aquellas circunstancias favorables que hicieron posible su éxito en el pasado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas