¿Dónde están las oportunidades?

Cada que se juega un Mundial Sub-17 de fútbol, salen a la luz las entrevistas, historias, anécdotas y comparativos con la Selección que en el 2005 conquistó el Mundial en Perú

Cada que se juega un Mundial Sub-17 de fútbol, salen a la luz las entrevistas, historias, anécdotas y comparativos con la Selección que en el 2005 conquistó el Mundial en Perú, que le ha servido a Jesús Ramírez para seguir viviendo los últimos 10 años dando asesorías, charlas, comerciales y cobrar en cuanta nómina se pueda.

Aquellos que llegaron al Mundial de Perú, con tan solo 16 años, eran unos desconocidos, pero en ese torneo cambiaron la perspectiva con la que se vería a las selecciones con límite de edad, aunque existieron los que tomaron con más calma el título, entendiendo que los jugadores deberían de cumplir con su proceso para poder llegar a tener un lugar en el cuadro titular de sus equipos, que muchos se saltaron ese proceso y otros ni siquiera llegaron, salvo contadas excepciones como las de Gio, que ya jugaba para el Barcelona y la de Carlos Vela que emigró al Arsenal sin siquiera haber debutado en el fútbol mexicano.

Después de Corea del Sur 2007 y Nigeria 2009, en 2011 llegaría el turno para el equipo de Raúl Gutiérrez dentro del mundial de la categoría que se jugaría en nuestro país, y el cual tendría el listón muy alto, por lo conseguido en el 2005.

Con un equipo muy bien trabajado, el "Potro" se llevaría el título, destacando la participación de Carlos Fierro, Marco Bueno, Antonio Briseño, Carlos Guzmán, Jonathan Espericueta, Julio Gómez entre otros, con contundente victoria ante Uruguay en el Estadio Azteca, y como sucedió en el 2005, muchos de estos subirían al primer equipo de sus clubes para ser debutados, sin cumplir el mentado proceso del que tanto se ha hablado, siendo Carlos Fierro de los únicos en afianzar a medias la titularidad en Chivas.

El debate se ha centrado en la falta de oportunidades para los jóvenes mexicanos, unos hablan de la cantidad de naturalizados con los que se están jugando los torneos, mientras que otros hablan de imponer nuevamente la regla 20/11, otros aplauden los torneos Sub-17 y Sub-20.

También encontramos quienes se decantan por la teoría de la vorágine devora técnicos por lo corto de los torneos y la falta de paciencia de los directivos mexicanos, con lo cual estos no optan por usar jóvenes a fin de cuidar su chamba, todo esto traído a la palestra de opinólogos como Antonio Briseño, que cada vez que puede, el jugador de Tigres postea en twitter la falta de oportunidades para los jóvenes, lo cual ha encendido nuevamente los debates.

Justo ahora que el combinado mexicano está disputando el mundial en Chile, loable lo hecho por el defensa felino, pero considero que no solo él debe alzar la voz, si no que más jugadores deben de manifestarse, unirse, a fin de que los directivos impulsen más el activo principal de este deporte que son los jugadores y sobre todo de la Selección Nacional.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas