Problema presente

Solo faltaban las declaraciones de Daniel Ludueña (que si dijo y luego no dijo), para que a los futbolistas nacidos en México se les levantara la cresta y salieran envueltos en la bandera mexicana

Solo faltaban las declaraciones de Daniel Ludueña (que si dijo y luego no dijo), para que a los futbolistas nacidos en México se les levantara la cresta y salieran envueltos en la bandera mexicana a defender lo suyo.

Qué si Ludueña dijo la verdad y esa incomoda, pues la dijo a medias. Es cierto que el futbolista mexicano es conformista y eso los argentinos lo saben.

Cuenta la leyenda que en aquel Morelia en el que jugaban Darío Franco, Jorge Almirón, Ángel David Comizzo, Flavio Davino, Heriberto Ramón Morales, Carlos Pavón, al momento de repartir los premios entre los jugadores a los juveniles antes de darles el premio les exigían o recomendaban primero comprarle una casa a su mamá o comprarse un departamento, a sabiendas que el dinero en la bolsa de un novato sería un revolver en la cabeza, y como esta anécdota podremos contar miles de "promesas" que se han perdido por sentirse "el guapo" de su unidad habitacional.

El debate que abrió Ludueña es sano, que si se trabaja bien o no en las Fuerzas Básicas eso es cosa de cada club, ¿o ya se nos olvidó que Pumas presenta registrados más de 9 jugadores no nacidos en México, cuando hace unos años de vanagloriaba de ser una de los mejores canteras del País?, ¿o que el América tuvo solamente dos garbanzos de a libra en el último lustro con Raúl Jiménez y Diego Reyes?, porque de Cruz Azul no hay necesidad de perder nuestro tiempo y hablar de su cantera, dando paso a que Pachuca y Chivas se lleven toda la rebanada de pastel, lo cual se ha platicado en columnas anteriores.

En Colima 373 ya tienen una granada desactivada en la mesa, la Federación que recibe órdenes de los dueños debe presentar un plan para acabar con la sobrepoblación de jugadores naturalizados, que dejando a un lado lo que ordena nuestra Constitución, deben de crear un reglamento que permita poner los candados para que los jugadores no nacidos en el país tengan participación en la Liga cubriendo ciertos requisitos como se hace en otras ligas.

Porque el problema ya no solo es para el Director Técnico de tal o cual equipo, sino para el seleccionador nacional Juan Carlos Osorio, o el que venga ya que no tendrá mucho de dónde escoger para las convocatorias venideras, (o sea mañana mismo) debido a la falta de jugadores nuevos o de talento en Primera División.

No se trata de envolverse en el discurso patriotero, pero si ustedes quieren una Liga de calidad y competitiva, hoy mismo se deben de poner a trabajar en eso y lo más importante, en la gallina de los huevos de oro que es la Selección Nacional, la cual llena las arcas de las televisoras, clubes y federación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas