Atlas, el anhelo del campeonato

Por Julio César Lira

Por Julio César Lira Estuve ayer en el Estadio Hidalgo y ese Atlas, que en los últimos años ha sido fiel animador de los torneos con su fútbol alegre y trazado por chicos de una generación singular, ayer , precisamente, nos brindaron un partido de excepcional calidad, lleno de variantes, de movimientos incesantes sin balón, de jugadas de un solo toque, de cambios de juego, de jugadas personales incluso, en fin, un concierto de buen futból. Y no es que el rival se prestara para ello, no, contrariamente a lo manifestado por comentaristas de televisión, Pachuca no fue un rival entregado, antes, también generó oportunidades de gol y realmente no se podría apreciar si la zona defensiva del Atlas es la mas vulnerable, si fue la generación de jugadas de Pachuca la que hizo verla así o esa vocación ofensiva de los jugadores Atlistas que desde su zona baja se incorporan constantemente, lo que hizo descuidar su retaguardia. Si bien es cierto, que en varias ocasiones les falto el punto final que en el balompié es el gol, también es cierto que es de gran mérito la creación incesante de ése gran numero de oportunidades, Atlas jugó a lo campeón y borró la mala impresión de apenas hace unas semanas en el estadio Azul. Ayer, imagino, hubo una determinación de jugarse la piel e impregnarla al talento natural de esos chicos para ganar a como diera lugar y obtener la cima general. Daniel Osorno, conectado espléndidamente con Rodríguez, Zepeda , Hugo Castillo, despliegan un fútbol espectacular, en un partido que hasta el minuto 87 del segundo tiempo no reflejaba lo que había ocurrido en el campo, pero fue Zepeda, convertido en un gran jugador, quien emparejo el marcador con la justicia deportiva. Este torneo, parece representar la última llamada para la generación que ha maravillado a propios y extraños, para la consecución del añorado campeonato, que sus fieles seguidores no han podido disfrutar, por mas que haya llegado a una final y jugado varias semifinales, quedándose a la orilla. Me parece, de acuerdo al avance del campeonato, que es el cuadro que mejor fútbol ha presentado, siendo principal candidato al cetro, a menos que los rivales o una baja de juego decidan otra cosa. Bien haría para ello, su director técnico en dedicarse únicamente al manejo de sus jugadores y olvidarse de dimes y diretes, de los cuales es tan afecto, con directivos o prensa, pues también, para el, parece ser la última oportunidad, con éste equipo, de coronar el éxito del cuadro zorro, con la consecución de un campeonato. Los viejos de la comarca, los que quedan, recordarán con nostalgia la obtención del último titulo Atlista, que muchos en varias décadas, nada mas no han podido disfrutar, y sólo les queda el recuerdo de buenos jugadores, los delgado, pillo Herrera, Tuca Ferretti, Ricardo Chavarin, Hector Chumpitaz, Rafael Albrecht, Abel Veronico y tantos y tantos mas, que si bien dieron lustro a la institución, no lograron convertir el tibio sueño en realidad del ansiado título. Las cartas están sobre la mesa y el Atlas tiene una buena mano, quizá la mejor, esperemos que ésta vez, además del arrojo, tenga el talento y la paciencia para ganar la partida, y que recuerden que si no es así , puede pasar mucho tiempo para que pueda sentarse en esa mesa.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas