La importancia de ser local

Por Julio César Lira

Por Julio César Lira Los torneos cortos y la forma que se han equiparado los equipos en el campeonato Mexicano, hacen que de una semana a otra las posiciones y los comentarios en torno a los equipos varíen notablemente, de hecho, esto demuestra que salvo honrosas excepciones, y parafraseando a algún político importante, lo que importa es el hoy en el animo del medio futbolístico, y por ejemplo, hace dos semanas, cuando Tecos de la U.A.G perdió en casa, se le criticaba acremente, mencionado que era un equipo que no cambiaba, que cada temporada era lo mismo y palabras mas o palabras menos se le tildaba de un equipo mediocre. Apechugando las criticas, éste equipo ligó tres victorias consecutivas y ahora se encuentra en la punta no solo de su grupo sino de la clasificación general, y caso inverso es el del Atlante quien hace dos jornadas era el súper líder y ahora, con dos derrotas consecutivas hay quien lo coloca, ya, en la primera “A”. América, que una jornada antes había apenas empatado con el modesto Irapuato, y quien recibió criticas por ello, incluidas la de un servidor, ahora se impuso, en el clásico del fútbol Mexicano al Guadalajara, lo que no le hace borrar su paso irregular desempeño de acuerdo a inversiones y prosapia, en su caso, pero si le proporciona una inyección en su animo que se vera en el futuro, si le hace despegar como sus partidarios quisieran. Lo cierto es que en contra de los detractores, para el aficionado resulta sumamente atractivo que de una semana a otra, las condiciones de los equipos sean tan variables, que se puede aspirar, en referencia a la predilección por su equipo, a estar en los primeros lugares u ocupar el fondo de la tabla, y a esto que muchos llaman irregularidad o inconsistencia de los equipos, en mi modesta opinión, se debe a que aun con las contrataciones rimbombantes de equipos con poderío económico, los restantes equipos suplen la carencia de recursos con imaginación en las adquisiciones de sus jugadores y desde luego los planteamientos tácticos y esfuerzo inusitado de sus jugadores. Y en éste ultimo renglón, el de los jugadores, se acusa mucho, que el jugador Mexicano, es falto de mentalidad ganadora y sin embargo, en el torneo local, en contrario a dicha afirmación, las ganas , desde luego, aunadas a la calidad, porque las ganas solas no bastan, hacen que ante los blasones y currículum impresionantes de las contrataciones que realizan los equipos a que nos referimos, surjan la determinación y talento del jugador local, desde luego, en muchos casos, con el aporte extranjero, aunque también hay que decirlo, éste ultimo, no siempre es afortunado. ¿Quien diría antes del inicio del campeonato que el León con una plantilla modesta en el papel, en la jornada siete del mismo, mantendría el carácter se líder general? y respecto a éste equipo, me permito hacer mención especial de un jugador con extraordinarias cualidades, Misael Espinosa, quien en el equipo verde ha sido rescatado, si se permite el término, del arrumbamiento que lo tenían otros equipos. Ahora bien, se habla mucho de la inconsistencia de los equipos, que de una jornada a otra muestran una cara diferente, según los críticos, y es que a veces no se toma en cuenta la dificultad que entraña el enfrentar un partido como visitante y es que el equipo que tiene a su favor el conocimiento de su cancha, las condiciones climáticas de acuerdo al horario prefijado y sobre todo el apoyo y consecuente presión del público, tiene un handicap de antemano que en todas partes del mundo es importantísimo y recordemos los no tan lejanos resultados de Barcelona, que con una plantilla de jugadores millonarios, una semana antes, le propinó una goleada histórica al Atlético de Bilbao de siete goles a uno y en la siguiente jornada, mordió el polvo ante el modesto Racing de Santander por cuatro goles a cero, muestra clara de que la condición de local cuenta bastante y habría que recordárselo, en nuestro caso a equipos como Toluca, otrora imbatible en su casa, Cruz Azul, Necaxa o Guadalajara, en la misma condición. Por eso, los puntos que se obtienen como visitante, junto con una buena actuación como local, tienen un valor agregado de relevancia, bien dicen algunos, que los campeonatos se ganan como visitantes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas