México ganó, goleó, pero....

Por: Julio César Lira

Por: Julio César Lira He mantenido una línea de verticalidad y confianza en el futbolista Mexicano, en el futuro de la Selección Azteca y aún más, en la calidad de técnico de Enrique Meza, sin embargo la actuación de ayer, en varios lapsos del partido dejó mucho que desear, con todo y que el resultado refleje contundencia y amplio margen a favor de nuestro representativo. La circunstancia de que en los primeros minutos del partido el equipo Mexicano, se haya puesto en ventaja dos goles a cero, producto de jugadas como se suele decir “a balón parado”, hizo que de alguna manera, nuestro equipo se relajara un tanto, y permitió dejarse llegar con peligro al cuadro de Jamaica al grado de provocar un penal que fue infamemente fallado por Lowe y un mano a mano de Burton ante Oswaldo, que el Jamaicano (así les gusta que les digan) hechó por un lado. Me parece, que aparte de el relajamiento del equipo Mexicano, que no significa que no hayan existido las ganas suficientes, sino un lapso mental de descanso en la búsqueda hacia el frente , para crear más opciones claras de gol, después de los dos anotados, se careció de salida clara por el sector izquierdo, en donde, creo, sigue haciendo falta un volante de ése perfil (que podría ser Alberto García Aspe), limitado a la llegada intermitente de Marco Antonio Ruiz, y también, una insistencia exagerada de tratar de penetrar por el centro, aunado a la determinación del contrario, que con mas ganas y velocidad que orden, empujaba, increíblemente a nuestra Selección hacia atrás. Por otra parte, el enclavamiento de De Nigris (centro delantero natural) y Palencia en el sector central frontal, hacia también poco constante la llegada por los costados, hasta en tanto no se incorporaba el mencionado Ruiz o Miguel Zepeda, también esporádicamente, y no fue hasta la entrada de Daniel Osorno, que en verdad hubo profundidad por el costado izquierdo, aunado a la incorporación en el cuadro de Juan Pablo Rodríguez y entonces los dos goles últimos si fueron en jugadas elaboradas. Queda entonces, en el aire, el sentimiento de que el cuadro inicial y el planteamiento táctico necesita ajustes y es bueno que así lo haya reconocido el propio Director técnico Mexicano, al señalar que en ratos el equipo dejó llegar demasiado al cuadro Caribeño, que aun con el marco esplendoroso del estadio Azteca y el apoyo incondicional del Público, fue una exageración la manera en que a veces se plantó un cuadro limitado como visitante que es Jamaica. No se trata de restar méritos al triunfo, en lo personal, cada día me agrada más el desenvolvimiento de Antonio de Nigris, que sin llegar a marearlo, esta destinado a mejores cosas todavía, el coraje de Borguetti, demostrando que igual es un centro delantero confiable en la Selección, la salida que da Rafael Márquez con claridad, aun cuando a veces fallara en la marca, en fin, apuntes de algunas individualidades que de llegar a conjuntarse, será en mérito de un mejor desempeño del cuadro, porque aun cuando no se pretende que un equipo juegue al mismo ritmo todo el tiempo, de prevalecer algunas deficiencias anotadas arriba, ante equipos más técnicos como Honduras o Costa Rica, no se garantizan buenos resultados. Igual, el resultado amplio, genera la suficiente confianza para jugar con más atrevimiento ofensivo en lo subsecuente, para aliviar la tensión por la derrota ante Estados Unidos y las respectivas en los partidos de preparación, reitero que sigo confiando en la Selección y su Director Técnico, ser humano excepcional y un buen estratega, sin aspavientos ni quejas constantes, que no hizo drama en las derrotas ni alharaca en la victoria, y eso sigue alimentando esperanzas de una buena eliminatoria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas