La final de la planeación

Por: Julio César Lira

Por: Julio César Lira Puede para muchos, la final del fútbol mexicano, resultar inesperada, sin embargo, sin querer pecar de conocedores, ya apuntábamos en la última colaboración, las virtudes de los equipos que ahora se enfrentan en éste último cotejo de ciento ochenta minutos o más, según sea el caso. Santos de Torreón, siete veces participante de liguillas en torneos cortos, debe ya considerarse como un equipo grande, quizá el prurito que le regatea ése mérito sea el de no haber coronado sus brillantes participaciones con un campeonato, sin embargo, es claro que la continuidad de la mayoría de su plantel y la adecuada contratación del mínimo de elementos en posiciones clave, ha sido el distintivo de su éxito. Pachuca es un caso similar. Con una base de seis jugadores titulares de aquel campeonato, en el que muchos se atrevieron a llamarle oportunista, le ha dado una bofetada con guante blanco a ésos “conocedores” con un equipo lleno de corazón y también de talento, comandados por un técnico joven, inteligente, mexicano, centrado, sin aspavientos, que no culpa a sus jugadores de sus fracasos (mismo caso de Fernando Quirarte, incluso son de la misma generación mundialista), ha revertido todos los pronósticos, como ha estado acostumbrado en un medio de tendencia centralista, que ya es justo también le coloque la etiqueta de protagonista. La final, entonces enfrenta a dos equipos cuya presencia no es resultado de la casualidad, sino de un trabajo de años, que incluye la confianza en su directriz Mexicana, habida cuenta que la base de ambos equipos, en su plantel titular son jugadores mexicanos, con la participación desde luego de talento extranjero, pero privilegiando al jugador local.. En el enfrentamiento en si, las cosa lucen bastante parejas, santos de Torreón tiene una delantera letal, compuesta por el la dupla Borguetti - Ruiz, un medio campo confiable y quizá su debilidad estribe en su sector defensivo, especialmente en zaga central, aun cuando su portero ha sido factor fundamental en la marcha del equipo. En relación al Pachuca, éste equipo, cuanta con una defensa y portero sólidos, una línea de volantes dinámica y quizá, hasta antes de ésta fase final su producción de medio campo hacia delante era su parte no tan fuerte, pero en ésta liguilla parecen sus delanteros enchufados, especialmente el Colombiano Andrés Chitiva, quien simplemente ésta convertido en un desbordador fenomenal. La moneda está en el aire, nadie podría marcar un favorito claro con certeza, aun cuando las encuestas, a las que no somos muy dados a creer, puedan marcar a uno u otro como favorito, lo cierto es que están en la final quienes deben estar, los que se quedaron uno sorprendente y otro con una historia de fracasos en toda una década, deberán esperar para la próxima temporada, uno el Puebla, para sintiéndose satisfecho por la campaña, apuntalar sus filas en búsqueda de mejor instancia, el otro el América para dejar de jugar, así literalmente con su historia, y remover sus cimientos, francamente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas