La eliminatoria con Rosario Central

Por: Julio César Lira

Por: Julio César Lira Cruz Azul en copa libertadores, en obvio de repetición y de congruencia, no repetiré los conceptos vertidos, eso si, mantendré los argumentos que conforman mi verdad, por más que corra el riesgo de que ésta no pueda ser la histórica o no coincida con la visión de seguidores cementeros, que se sintieron heridos aún cuando no existiera el animo de dolo en la concepción de la columna. En fin, me referiré al encuentro en si, que sin duda, pone a un cuadro del torneo mexicano ante la oportunidad de un logro sin precedente de arribar a la final de la citada copa sudamericana, oportunidad que el América, por más esfuerzo loable que realizó, no llegó a cristalizar, ante la derrota global con boca. El duelo ante Rosario Central parece en el papel un obstáculo más sencillo que el que representaba River Plate, en relación a la jerarquía de uno y otro plantel, sin embargo, hay un aspecto en que el cuadro rosarino es superior al capitalino de Argentina, la motivación. Me parece que en éste aspecto el enfrentamiento luce parejo, dadas las características de calificación del cuadro “canalla”, como se le conoce al cuadro de Rosario, habida cuenta que se dio en los últimos tres minutos del partido ante su rival colombiano, en patio ajeno, cuando perdía tres a cero y con un hombre menos, cuando milagrosamente hizo dos goles y en penales se convirtió en héroe su arquero Laureano Tombolini. El hecho inusitado, genero una celebración multitudinaria en Rosario, de la hinchada “canalla”, que apenas unos días antes habían perdido el clásico local con el odiado Newells, e incluso provocó declaraciones del propio arquero “tombo”, como le llaman sus hinchas de “haber sido el día más grandioso de su vida”, incluso en diarios de circulación nacional, se magnificó más el hecho que el brillante triunfo de Boca ante Vasco de Gama. Traigo a cuento lo anterior para explicar la manera como éste cuadro Argentino ha asumido en motivación su devenir en la copa y por ende, el compromiso ante Cruz Azul, que desde luego también tiene una gran estamina mental, por la eliminación del River sobre todo, pero mal haría en ponerle la mínima confianza en el cotejo ante el central, tomando en cuenta además que el partido definitivo será en la cancha de Rosario, si mal no recordamos de funestos recuerdos para nuestro representativo nacional. Como datos adicionales apuntamos la participación en el equipo Argentino, de algunos “ex-mexicanos”, Rabajda (Puebla), actual portero suplente, otro de los héroes Juan Antonio Pizzi (Toluca), su Director técnico, Edgardo Bauza (Veracruz), alguien que podría venir al cuadro rojo del Estado de México, Loechbor, y sin tener nada que ver con el medio nacional, si parece importante apuntar a quien seguramente tendrá la misión de neutralizar Galdamez, su creativo Ezequiel González. Por cierto, en algo fuera del fútbol, se da como coincidencia y dato curioso, la presentación en México de otro buen “canalla”, Luis Eduardo Auté, de éstos canallas, muchos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas