Los maestros de la crónica

Desde hace tiempo había considerado la posibilidad de rendir un modesto homenaje a los antiguos periodistas y/o narradores involucrados en el fútbol, afortunadamente, en el año próximo pasado,...

Desde hace tiempo había considerado la posibilidad de rendir un modesto homenaje a los antiguos periodistas y/o narradores involucrados en el fútbol, afortunadamente, en el año próximo pasado, alguien tuvo la iniciativa de hacerlo personalmente con los periodistas que afortunadamente viven, como Carlos F. Ramírez y Flavio Zavala Millet. Es que aquellos periodistas o comentaristas del fútbol tenían la virtud de aplicar a su narración o artículos, tintes mágicos, con un sabor especial que incluía una voz modulada en los primeros con detalles propios de cada quien y un conocimiento total de la materia, no obstante que en algunos casos no contaran con la carrera de comunicadores como se estila ahora. Los más maduros, no dejarán de recordar las inolvidables voces de “el conde” Gustavo Armando Calderón, Fernando Luengas, Oscar “Rápido” Esquivel (quien fuera más conocido como narrador de béisbol aun cuando también incursionó en el fútbol ), Roberto González, Don Fernando Alonso (padre de Emilio Fernando Alonso, actual comentarista de teve azteca), quien por cierto ha sido un gusto volver a escucharlo en la radio después de mucho tiempo.} Algunos de ellos, o la mayoría, pertenecían al staff de comentaristas de una marca cervecera, que se encargaba de patrocinar y promover, desde luego dicha marca, con la participación de sus comentaristas en la narración de los encuentros. Tuve el gusto de escuchar los comentarios de una leyenda del fútbol Mexicano como don Agustín González Escopeta y me congratulo de que todavía nos vivan prominentes periodistas como los mencionados Flavio Zavala Milllet, Carlos F. Ramírez, Ignacio Matus (sus interminables crónicas de los partidos son inigualables), Fernando Alonso, Antonio Andere, y una disculpa si escapan de la mente los nombres de algunos. Mención aparte tiene el ya veterano Ángel Fernández, quien reconociendo ser un animador del los partidos del América, puso sus sello especial en las narraciones de los partidos, incluso de la selección, que convertía un encuentro gris en un partido vibrante, que después devino en la mala imitación por parte de varios hasta nuestros días, y es que jamás segundas partes fueron buenas. También viene a la mente, la participación del actual senador Eduardo Andrade, quien siendo más joven que los citados, en su intervención como Cronista de fútbol, me parecía uno de los más ecuánimes, incluso más destacado positivamente hablando que como político. Don Fernando Marcos es un caso especial, siendo un hombre con una gran erudición, que participó en todos los quehaceres futbolísticos, cuando su carácter también singular el permitía era alguien muy analítico, cuando trataba de denostar jugadores poniéndole incluso apodos infamantes, francamente no gustaba a nadie, como tampoco gustaba la manera despectiva de referirse a los integrantes de la selección del periodista avecindado en México Manuel Seyde. No es que se trate de minimizar la labor de los actuales comentaristas, críticos, periodistas o narradores, que me parece hay muy buenos en los diferentes medios, como los hay también muy malos, sin embargo me parece que en ese afán de parecer muy conocedores, en el estilo de narrar o de escribir, se han despojado de una característica de humanidad o de sentimiento de pasión hacia el fútbol que hacia que la crónicas de antaño tuvieran un especial sabor, en ese sentido, si tiempos pasados fueron mejores. Resultaría largo enumerar las los rasgos distintivos de cada uno de los personajes citados y motivo de diversos artículos por cada uno de ellos (como olvidar aquella voz de Luengas gritando ¡a un lado de la cabaña encomendada a ..., con ese timbre de voz excepcional), el recuerdo emotivo que me impulsa a hacer esta remembranza, ojalá penetre en el corazón de aquellas personas que lo vivieron y entienden su sentido, al fin y al cabo el amontonar buenos recuerdos es parte fundamental de la condición humana. Hago un alto en el camino para mandar un mensaje solidario para el Lic. Y periodista Enrique Ibarra, excolaborador de este sitio, por la irreparable perdida de su ser más querido, si bien es cierto que pueden mantenerse diferencias de opinión en cuanto a cuestiones futbolísticas, en el momento más difícil, el más necesario, es importante expresar el deseo de que el dolor vaya siendo abrazado hasta que se transforme en un dulce recuerdo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas