Bien los mexicanos en la Libertadores

Las visitas de los equipos Mexicanos a Sudamérica, en sus respectivos encuentros, arrojaron resultados positivos. América ganó ante el Tulúa Colombiano y Morelia logró un empate agónico ante el...

Las visitas de los equipos Mexicanos a Sudamérica, en sus respectivos encuentros, arrojaron resultados positivos. América ganó ante el Tulúa Colombiano y Morelia logró un empate agónico ante el Nacional Uruguayo. América si bien enfrentó aun equipo no tan connotado, si debe de tomarse en cuenta que aun siendo debutante, por algo está en copa libertadores, y es de un fútbol de buen nivel, el Colombiano, que incluso ha mostrado jerarquía en la extinta copa Merconorte. En cuanto al partido, América aprovecho sus oportunidades y adelantó en el marcador, incluso antes de la expulsión de dos jugadores del equipo contrario, sobrellevando después el propio partido, los goles fueron de buena manufactura y su defensa lucio aplicada en el poco trabajo de peligro que le envió el conjunto cafetero. Por su parte, el equipo de la otra televisora, Morelia, previamente marcado victima, realizó un estupendo partido ante un rival de blasones, Nacional de Montevideo, equipo que junto con Peñarol, se reparten la mayoría de los campeonatos Uruguayos, y que a nivel Sudamericano, incluso, ha logrado la conquista de tres torneos libertadores, así que por ello se señalaba como amplio favorito al cuadro Oriental, con todo y la presencia de su ídolo Richard Morales, agregando que, además Nacional había despachado su primer partido como visitante con un contundente marcador en contra de Sporting Cristal del Perú. Sin embargo, lo mejor de Morelia es que sin inhibiciones, e incluso sin acusar el efecto de un gol de “vestidor”, estableció condiciones de medio campo hacia el frente, como apreciaba un periodista Uruguayo previo al cotejo, la forma de plantear el encuentro, con tres puntas y un “pastor” Lozano abasteciendo de balones filtrados (a propósito de la ausencia de “dieces” nacionales), hizo ver mal al conjunto local, que sin embargo después del tres a uno y de un gol anulado injustamente al conjunto purepecha, tuvo para “matar” al Morelia con el cuarto gol, sin embargo, aquí la justicia deportiva si apareció y por más que las dos últimas anotaciones puedan acompañarse de circunstancias, era justo, merecido, el empate moreliano, que hasta puede decirse, debió llevarse la victoria, ante una atónita afición Uruguaya, que no creía como un equipo, en el papel, débil, imponía condiciones ante su equipo “bolso”. Esto da aliento y esperanza para el futuro de los equipos Mexicanos en la libertadores y no se trata de hacerlos campeones por dos partidos jugados, como lo hace Javier Alarcón en el fútbol local, se trata de que ya se respeta y se le da un lugar al fútbol azteca, por encima de lo que los amargados de siempre, expresan en torno al nivel de nuestro fútbol y que por el momento tendrán que rumiar su coraje, hasta nueva oportunidad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas