Bien los equipos mexicanos

La jornada de media semana en que intervinieron equipos mexicanos en la copa Libertadores, copa de campeones de la antigua Concacaf y la Selección Nacional, arrojó resultados positivos en términos...

La jornada de media semana en que intervinieron equipos mexicanos en la copa Libertadores, copa de campeones de la antigua Concacaf y la Selección Nacional, arrojó resultados positivos en términos generales, con el triunfo del cuadro Moreliano en suelo pampero, el empate del América en el azteca, la victoria de la Selección ante el equipo juvenil de Albania y la derrota del campeón Pachuca ante un cuadro Trinitario. Morelia no hizo más que confirmar la buena marcha que ha tenido bajo el mando de un técnico conocedor del medio, Rubén Omar Romano, que ha desarrollado un buen partido, por más que alguien quiera demeritar el triunfo basado en la expulsión temprana de Cuberas, del Vélez, situación ajena al equipo Michoacano, que no hizo más que aprovechar bien la circunstancia y que desde el partido de ida había demostrado ser superior al equipo Argentino, incluso en el partido en Buenos Aires, me parece que el árbitro se inventó un penal en contra del equipo Mexicano, que entre copas y torneo local lleva siete partidos al hilo sin perder y la mayoría triunfos. River francamente decepcionó, porque jactándose de ser un equipo grande, que lo es, no tuvo empacho en jugar atrás, dejando en el banquillo al talento creativo del equipo y jugando a esperar y contragolpear, aunque América, obligado ante su afición a jugar bien y ganar, no supo descifrar el galimatías impuesto por River y terminó por ser abucheado, por más que en números, el resultado no es malo, habida cuenta de la virtual calificación y el casi seguro primer lugar del grupo, tomando en cuenta que aun perdiendo ante Talleres, le queda la oportunidad de recibir al equipo aparentemente más débil, el Tulúa, sin embargo, si tiene que reflexionar ampliamente en el decaimiento paulatino de la calidad de su jugador estrella, Zamorano, quien con todo y su palmarés impresionante, francamente no ha respondido a las expectativas del equipo en lo deportivo. .La Selección Nacional enfrentó a un rival juvenil, que hasta pareció improvisado, sin más mérito que, si puede considerarse mérito, el golpeo constante, sin embargo, el partido sirvió para que Aguirre observe el comportamiento de algunos jugadores en Selección, el continuar en comunicación penetración de sus ideas, porque no coincido con quienes dicen que éste tipo de partidos no sirven para nada. Además el tema Caballero, fue, me parece, satisfecho en el interés de los morbosos, pues Caballero tuvo un buen desempeño, no inventando nada sino jugando a lo que sabe hacer, la lucha constante, el desborde cuando se puede, el centro fácil y con idea, como en el gol de Bautista, en fin Gabriel se ganó por lo menos, para sus detractores, una segunda oportunidad, por más que el inefable Bermúdez calificara su actuación de “discreta”. Pachuca, en el partido de menos interés Nacional, se enfrentó al Defence Force de Trinidad y Tobago, en la copa de campeones de área, y perdió uno cero, en un mal resultado, que, muy independientemente de que se haya jugado en un clima de infierno, de que el equipo campeón haya participado sin cinco titulares, es parte de un paso difícil del equipo Hidalguense, que se ha reflejado en sus últimas actuaciones, en lo que parece un cansancio físico, que se refleja en el rendimiento futbolístico, que para sus seguidores, ojalá logre superar a tiempo, pues por lo pronto, su próximo rival es el superlíder Toluca, quien irá a Pachuca con deseos de venganza de lo ocurrido en la liguilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas