¿Buena afición?

La temporada pasada, el ambiente futbolístico en la ciudad de Monterrey no era nada agradable, los equipos locales como ya es costumbre no caminaban, Tigres a pesar de sus grandes estrellas nunca...

La temporada pasada, el ambiente futbolístico en la ciudad de Monterrey no era nada agradable, los equipos locales como ya es costumbre no caminaban, Tigres a pesar de sus grandes estrellas nunca logró colocarse como un equipo protagonista y cuando comenzaba a hacerlo, sucedió el penoso caso Donizete; por su parte el Monterrey luchaba semana a semana por no descender. Tanto la prensa, como la radio y la televisión, le ha adjudicado a la regiomontana, el título de “La mejor afición de México” tanto a la de Tigres como a la de Monterrey (se hace una encuesta a jugadores y entrenadores de los 18 equipos al finalizar cada temporada) que a pesar de pagar los boletos más caros del futbol mexicano y de tener a los equipos que nunca han calificado en los Torneos cortos, apoyan incondicionalmente y mantienen llenos totales semana a semana en sus respectivos estadios. Se dio una polémica en la ciudad ante las declaraciones del portero Jorge Campos, que entre otras cosas acusaba a la afición felina de solo apoyar al equipo en las buenas y no en las malas (aquí, creo que es necesario preguntarse cuáles han sido las buenas, si alguien sabe cuáles son, favor de enviarme un mail), tras no calificar en aquél fatídico 6 de mayo contra un Toros Neza ya descendido, y en el que después de ir arriba por 3-0 se finalizo con un 3-3, el arquero pidió su salida de un equipo, en el que solo militó un torneo. Monterrey nunca ha sido Campeón, (solo cuenta con el título del Prode’ 86 ) y Tigres que obtuvo su segundo y último campeonato hace ya 18 años, descendió perdiendo un Clásico, el 24 de Marzo de 1996 y logró el ascenso de manera directa luego de coronarse campeón en el Invierno 96 y Verano 97 de la Primera División “A”, para regresar a la Primera Nacional en el Invierno 97, durante todos esos años, el “Volcán” Universitario presentó excelentes entradas. Grandes jugadores han integrado las filas del conjunto Universitario, entre los que se pueden nombrar, Emil Kostadinov, Antonio Carlos Santos, Cecilio de los Santos, Martín Ubaldi, Miguel España, Roberto Ruiz Esparza, Tab Ramos, Mauro Caballero, el chileno Jose Luis “Coto” Sierra, Jorge Campos, Osmar Donizete, Joaquin Del Olmo, “Chima” Ruiz, “Pastor” Lozano, Ramón Ramírez, Iván Hurtado, Claudio Suárez y los que ya grabaron su nombre con letras de oro en la historia del equipo Robert Dante Siboldi, Luis Hernández y Claudio “Diablo” Nuñez, pero aún con todos estos jugadores, algunos de ellos mundialistas o seleccionados de sus respectivos países Tigres no ha logrado hacer prácticamente nada en el futbol mexicano. Ahora se repite la pregunta, ¿la afición de éste equipo apoya solo en las buenas y no en las malas?. Todo éste preámbulo fue para hacer un llamado a la afición de uno de los equipos más queridos e importantes de México: GUADALAJARA. Señores, un equipo 10 veces Campeón, la última en 1997 y que apenas la temporada pasada peleó en la liguilla llegando a cuartos de final, y que tiene un estadio tan espectacular como es el Jalisco, no puede ser abandonado por la gente!. Hinchas de CHIVAS es ahora cuando esos jugadores, jóvenes e inexpertos los necesitan, es ahora cuando deben demostrarle a esa directiva que desmanteló al equipo, que Chivas es más que una franquicia, Chivas es más que dinero y que la afición rojiblanca no va a ser partícipe de este asesinato a la historia del futbol mexicano, a la historia del futbol tapatío. Apoyen a este equipo, esa es la labor del aficionado que realmente siente su camiseta, apoyar, en las buenas y en las malas, se juege bien o se juege mal, así es la vida y así es el futbol, como una rueda de la fortuna,en la que aveces se está arriba y aveces abajo. Se avecina el clásico del futbol mexicano, y ni América ni Guadalajara andan bien, se podrá ganar, empatar o perder, pero la afición ahí debe estar en cada partido, en cada entrenamiento haciendo sentir a sus jugadores que tarde o temprano terminará esa mala racha, que pronto el triunfo y el buen futbol volverán y cuando eso suceda ahí estarán, como siempre apoyando a su equipo. Sería terrible ver que el equipo no levantara, pero sería peor aún que continúe éste divorcio entre Chivas y su afición y el día de mañana, cuando Chivas regrese a sus glorias de antaño algún jugador dirá: “Esta afición solo apoya en las buenas, y no en las malas”....y desafortunadamente, en este caso si tendrá razón.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas