El clásico está caliente

mediotiempo brinda este espacio a los aficionados para que expresen su punto de vista. mediotiempo no necesariamente comparte las ideas expresadas por la gente que aquí escribe.

mediotiempo brinda este espacio a los aficionados para que expresen su punto de vista. mediotiempo no necesariamente comparte las ideas expresadas por la gente que aquí escribe. Si usted desea escribir mande mail a contacto@mediotiempo.com. A veces cuando uno se encuentra en lo que es la semana del clásico del fútbol mexicano, muchos buscan o tratan de refrescar la memoria de la gente haciendo mención o recordando las acciones más importantes, así como el resultado, del clásico anterior. Pero ahora, debido a la velocidad con la que se presenta este clásico en este nuevo torneo de apertura, es fácil recordarlo con bastante claridad, pero sobre todo recordarlo por la polémica, o que más bien llamaría desastrosa, actuación del silbante Gilberto Alcalá. Y como describo en el titulo de esta columna, el clásico esta caliente, me atrevería a decir que de tal magnitud que como termino aquel recordado partido, pues por que, el robo, la tristeza, el coraje que sentimos todos los americanistas al caminar hacia las afueras del estadio estuvo acompañado de un “ya vendrá la revancha”, y ahí no termino todo, después nos encontramos con la sensible baja del alma del equipo que en ese momento era Franky Oviedo, en una lamentable y reprochable falta de Joel Sánchez, que ni siquiera fue sancionada. Pero sin lugar a dudas, lo más excitante de todo esto, es que parecieran volver los años de gloria como en antaño, con un América campeón, con un uniforme crema, con una enorme ansia de ver saltar a nuestro equipo en la cancha buscando la revancha frente al equipo mas odiado por tradición, y por historia. Es el regreso del campeón, es la pulidita a la corona, es ver de nuevo a Cuauhtemoc Blanco con la camiseta azulcrema, es ver de nuevo esos colores, esas camisetas correr en la cancha, es de nuevo vivir una alegría y fervor mas allá de lo razonable. Así los americanistas nos enlistamos y preparamos con impaciencia para lo que vendrá este domingo, ¿qué esperamos a parte del triunfo crema? Varios goles de Zamorano, una y otra jugada brillante de Cuauhtemoc, un Adolfo Ríos imbatible, un Castro imparable por las bandas, ¿Qué esperamos? Esperamos volver a ver esa parte de nuestra vida de nuevo: El equipo azúlcrema ¡Vamos América! El Bi-Campeonato es nuestro...

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas