Arriba los Tiburones Rojos del Veracruz

Este espacio editorial es para todos aquellos aficionados que deseen publicar sus comentarios y opiniones sobre lo que pasa en nuestro futbol.

Este espacio editorial es para todos aquellos aficionados que deseen publicar sus comentarios y opiniones sobre lo que pasa en nuestro futbol. Los exhortamos a que nos envíen sus comentarios por correo electrónico a: aficionado@mediotiempo.com , donde analizaremos sus escritos y los publicaremos con mucho gusto en esta sección editorial. Sus comentarios se publican sin alteraciones ni modificaciones a la redacción y ortografía. Muchas Gracias, esperamos comentarios de los aficionados de todos los equipos. Por: Félix Gamundi (27-Octubre-2000) Amigos de Medio Tiempo los saluda un aficionado del deporte más popular y grande de este planeta, un amante del futbol de ese deporte que hace que nuestras almas dependan mínimo por dos horas del rodar de un balón y de 22 hombres razurando el cesped. Quien tiene un equipo al que apoya incondicionalmente cada fin de semana por sus diferentes peregrinares a lo largo y ancho del terretorio Azteca, que vivió junto con un pueblo el drama amargo del descenso y que perdió esa cita que tenia con el televisor la botana y unas heladas cada semana para buscarlo y apoyarlo en su aventura, pero ese puñado de fanáticos lejos de apagar nuestros ánimos enrrollar nuestras banderas y vivir de los recuerdos, tenemos una cita frente a un monitor donde nuestros pensamientos, alegrias y sufrimientos los plazmamos frente a un monton de letras que tenemos en frente, antes del día del partido lanzamos nuestros gritos de guerra al fascinate mundo del espacio cybernetico en busca de alentar a al equipo de mis amores, los mensajes van y vienen desde el rincón de alguna sala, recamara, oficina y hasta en alta mar buscamos armar la estrategía para vencer al rival, ya sea que el partido se de en casa al ritmo de los tambores bañandos con la suave brisa del mar o en otro gigante de cemento la magia de la "red" nos comunica y nos junta en un lugar especifico para entrar con ritmo e ilusion de salir victoriosos de la cita, y cuando llega la hora del pitazo inicial que da un hombre mismo que al finalizar el partido se convertira en el mas odiado o mas querido, la sangre se hace mas "Roja" y los dedos no nos alcanzan para saber y comentar las incidencias de la batalla, siempre guiados por uno de nosotros que desde un teléfono celular estando dentro del estadio o desde un radio comenta y nos da los pormenores del encuentro, el sudor y el nerviosismo hace que no tengamos buen tino hacia el teclado y que algunos mensajes parezcan de otro idioma, el silencio de quienes nos relatan la historia hace que ir al baño sea la ultima prioridad, la vibra se siente y los cometarios siguen y el monitor nos contesta, gol del rival, $&"#!"$ gritamos como si alguien nos oyera, y realmente si nos oyen por que el siguiente mensaje es Goooooolllllll de los Escualos se desconectan las bocinas se cae algun vaso de las patadas de alegria que sentimos, es una comunion, un ritual sagrado que fielmente seguimos en busca de estar cerca de nuestro equipo para apoyarlo y regrese a la gloria de la Primera Nacional donde estan los grandes. Un tributo a toda la gente que hace posible este sueño. Hoy mas que nunca sentimos cerca el cielo y seguiremos fieles a nuestra cita. ARRIBA LOS TIBURONES ROJOS DEL VERACRUZ aficionado@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas