El América es un sentimiento

Este espacio editorial es para todos aquellos aficionados que deseen publicar sus comentarios y opiniones sobre lo que pasa en nuestro futbol.

Este espacio editorial es para todos aquellos aficionados que deseen publicar sus comentarios y opiniones sobre lo que pasa en nuestro futbol. Los exhortamos a que nos envíen sus comentarios por correo electrónico a: aficionado@mediotiempo.com , donde analizaremos sus escritos y los publicaremos con mucho gusto en esta sección editorial. Sus comentarios se publican sin alteraciones ni modificaciones a la redacción y ortografía. Muchas Gracias. Parece que solo los del América escriben, esperamos comentarios de los aficionados de todos los equipos. Por: Jonathan Vergara (11-Octubre-2000) Soy aficionado del América desde que tengo uso de razón. Siempre le he ido a este equipo en la sbuenas y en las malas, aunque debo reconocer que en los últimos años las satisfacciones han sido escasas. El América no es sólo un equipo es un estilo de vida. Al América no se le puede ser indiferente, o lo amas o lo odias. Es desconcertante y triste para los verdaderos aficionados lo que ha pasado con el americanismo en los últimos años, como las malas decisiones administrativas han mermado al otrora campeón absoluto del futbol en México. Y esas decisiones empezaron desde el momento en que se deshicieron de Beenhakker, este señor llego aponerle mística y magia al equipo, ¿quién no recuerda las temendas golizas y el bárbaro futbol desplegado en esos años?. Después vino un desfile de técnicos que ni siquiera vale la pena mencionar, hasta llegar a Carlos Reinoso, que le regreso la fuerza, la entrega y el coraje a esta gran camiseta, con él se notaba en los jugadores que salían a morirse en la cancha a luchar por cada centímetro, cada balón, cada jugada. Después se nos ilusionó con la llegada de Alfredo Tena, que por más americanista que sea, le falta mucho para llegar a ser buen técnico. Y todo esto llega hasta hoy, donde el América está sumido en una verdadera crisis que no le corresponde por su jerarquía y tradición. Hoy el América no es el de antaño, ese de Santos, Edu, Toninho, Brailovsky, Tena o Reinoso. Hay buenos jugadores y pienso que la solución va a llegar pronto con el Señor Basile, porque si alguien nos puede sacar de este hoyo es él. Hoy están los Pardo, Luna, Oviedo o Estay que en cualquier momento pueden despertar y explotar el corazón de miles de aficionados en un júbilo sin frenesí. Y eso es lo que espero que pase pero pronto, muy pronto, porque los verdaderos americanistas, esos de carne y hueso, de corazón, cada vez somos menos, pero nunca duden que los dejaremos de apoyar. Porque siempre ¡América y ya! Un aficionado americanista de a de veras.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas