Hoy por tí, mañana por mí

Por: Juan Peláez

Por: Juan Peláez ¿ Cómo es posible que estando tan mal en el actual torneo el Necaxa acepte jugar un partido como local en calidad de visitante ?. Desconozco quien propuso a quien que se jugara este partido en el estadio Azulgrana, ¿ Fué la directiva que le sugirió a Arias ? o ¿ Fué Arias quien le propuso esta "brillante" idea a la directiva ?, la respuesta la desconozco totalmente, pero tanto uno como otro tienen la culpa de tal decisión, la directiva y Arias tienen la culpa de aceptar darle ventaja a su rival ... a un rival deseperado por conseguir puntos ( al igual que nosotros ), aunque la desesperación por ganar puntos son por diferentes objetivos. Atlante necesita ganar puntos para salvarse de descender, mientras que Necaxa necesita puntos para salir de la mediocridad en la que ha estado hundido los últimos años y que ahora se evidencia más al ser el PEOR equipo de la primera división. No quiero pensar que la decisión de jugar este partido en el estadio del Atlante tenga intereses extrafutbolísticos que se reflejen en intereses deportivos. Como es sabido, este será el duelo entre primos. El dueño del America y Necaxa ( Azcarraga Jean ) está peleado con el dueño del Atlante ( Burillo Azcarraga ), pero tal vez ... tal vez ..., este duelo sea el de la reconciliación entre familiares ... No quiero pensar que, nuevamente, seremos los sacrificados para beneficiar a otros. Esto ha sucedido con Necaxa a través de los años, y cabe recordar del torneo anterior y del actual un solo partido, curiosamente ante el mismo rival, el consentido de Televisa: Aguilas del América. Televisa ejerce su poder sobre varios equipos en México, y el Atlante ( a pesar de las diferencias con Burillo ) no es la excepción. A Televisa no le convendría el descenso de Atlante por varios motivos, pero el que más importancia tiene es que perdería una voz a favor de sus arbitrariedades en la Federación. Este partido, a mi consideración, tiene otro motivo extra por el cual debe ser considerado morboso: Lapuente vs Arias (Maestro vs Alumno). Por un lado tenemos a Lapuente, un técnico exitoso, y que vivió sus mejores momentos con Necaxa. Mientras que por el otro tenemos a Arias, quien fue el aprendíz de Lapuente, que ha querido emular las ideas tácticas y futbolísticas de su maestro. La lealtad, la competencia, la pulcritud y caballerosidad deportiva me hacen pensar que el Sr. Arias no le entregará el partido al Sr. Lapuente, no quiero pensar que el alumno agradecerá al maestro por sus enseñanzas con un regalito ... un regalito que sería un tanque de oxígeno, para el maestro, porque está en peligro de muerte. Todo parece indicar que alguien decidió darle la ventaja a otra persona diciendole: " Jugaremos en tu estadio para que puedas sacar provecho de todas las condiciones que tienes a favor ". Ojalá que esta decisión no se haya impuesto por los altos mandatarios con el fin de hacer la paz entre ellos, ojalá y no se haya arreglado este partido con una clásica frase de unión y hermandad entre primos: " Hoy por tí, mañana por mí ".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas