Pobre mentalidad

Por: Fernando Gracia

Por: Fernando Gracia Me parece que todos los aficionados al futbol y que nacimos en este país (exceptuando a ciertas personas malinchistas que hablan y actúan como si odiaran a México) estamos bastante preocupados por el mal momento anímico y futbolístico que vive nuestra Selección Nacional. Cabe mencionar que está comprobado que el aficionado mexicano es bastante olvidadizo. Apenas un par de meses antes de que arrancara el mundial de Francia 98, prácticamente todo México quería arrancarle la cabeza al Sr. Manolo Lapuente por las decepcionantes actuaciones "de preparación" frente a países desconocidos como Bolonia y no recuerdo qué otros. Se decía que con esa mediocridad de juego no se haría otra cosa más que el ridículo en el mundial que se veía venir. Paradójicamente al final del encuentro frente a los holandeses con ese "glorioso" gol del empate a 2 de Luis Hdz. todos amaban a su selección y adulaban al Sr. Lapuente. Realmente se tenía la esperanza de que finalmente podríamos aspirar a un lugar digno en dicha competencia. Muchos hasta empezamos a ver a Alemania como un rival "viejo" y por lo tanto, una aduana hasta cierto punto fácil. Pensábamos en Croacia como posible rival de semifinales el cual, con el nivel mostrado hasta entonces (con los espectaculares segundos tiempos), podría ser vencido también. Yo hasta la fecha sigo pensando que ese equipo pudo haber sido campeón del mundo, pero desafortunadamente se cometieron errores que nos costaron caros. Ahora hay personas que piden a gritos el regreso de Lapuente. Seguramente muchas de ellas fueron las mismas que exigían su despido semanas antes del mundial. Estoy de acuerdo en que estamos en nuestro derecho de demandar un mejor futbol de nuestra selección, y de preguntarnos ¿continuidad a qué? si desde que entró el "Ojitos" solo se ha mostrado basura de futbol, sin idea, ni entusiasmo, ni nada; pero no creo que debamos cargarle toda la culpa al Sr. Meza. Pienso que Enrique Meza ha comprobado con hechos que capacidad la tiene y de sobra.. Tal vez no tenga la energía y el carácter (que no niego que son fundamentales en un técnico) necesarios para dirigir a una Selección, pero de que el señor sabe de futbol, sabe. Tal vez sea cierto que le quedó bastante grande el representativo nacional, pero considero que existe un punto que nadie ha sacado a relucir y que me parece es clave no solo para nuestra selección, sino para nuestro futbol en sí: la mentalidad. Al día siguiente de la reciente derrota 0-4 frente a Francia leí en el periódico que desde los entrenamientos del Cruz Azul, Almaguer decía que hasta cierto punto resultaba lógico el marcador porque ellos (los jugadores) están conscientes de que los franceses son "superiores" a nosotros (los mexicanos). ¿Cómo diablos es posible que un futbolista que representa a nuestro país crea que el francés es superior al mexicano? De hecho algunos comentaristas excusan ese tipo de derrotas argumentando la misma razón. Por eso nos han de tachar de indios manipulables en otros países. Sí, somos indios y a mucho orgullo, pero también tenemos dos piernas, dos brazos, y una cabeza con las que podemos jugar al futbol y con las que hemos demostrado que somos capaces de vencer a cualquier clase de "realeza europea" o "magnificencia sudamericana". El Sr. Lapuente tuvo que llevar a cabo una estrategia de "encerrar" a los jugadores en un centro de concentración, lo cual le trajo muchas críticas no solo de la prensa, sino también de los propios jugadores. Pero a final de cuentas, aunque no se consiguieron los objetivos, me parece que todos nos dimos cuenta de los resultados. Estoy seguro que en todo ese tiempo, se cansó no solo de ponerlos a practicar, sino de infundirles la mentalidad necesaria para pararse en estadios nuevos lleno de gente que te abuchea, y ser lo suficientemente fríos para llevar a cabo lo que sabes hacer y callar bocas con tu trabajo. Y el trabajo realizado seguiría cosechando frutos al año siguiente con la obtención de la Copa Confederaciones frente a un Brasil, que aunque ciertos malinchistas de los que hablaba al principio alegaron que no era el Brasil titular, se trataba de Brasil, con una auténtica demostración de excelente futbol por parte de ambas escuadras. Desafortunadamente parecía que el encanto se iba acabando y nuestra "inteligente" Comisión de Selecciones Nacionales opta por cesar al señor Lapuente después de algunos conflictos internos. ¿Y ahora? Es cierto que hubo cambio de técnico, pero ¿qué pasó con esa mentalidad que se había logrado conseguir en nuestros futbolistas? ¿volvimos a lo mismo? ¿por qué le metemos 7 goles a Trinidad en nuestra casa y luego vamos a la suya y apenas empatamos a 1 gol? ¿otra vez somos inferiores a los brasileños, franceses e ingleses? ¿Australia es superior a Francia y a Brasil por haberlos derrotado en 90 minutos de juego con cada uno? Australia no lleva 100 años jugando al futbol como nosotros, y sin embargo seguimos excusando a nuestro futbol con ese estúpido argumento. Sólo espero que algún día exista una sociedad mexicana que esté perfectamente consciente de que no somos inferiores ni superiores a ninguna otra sociedad, no sólo en el ámbito deportivo, sino también en el social. fernandogracia@hotmail.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas