Otra vez juegan con la afición rayada

Por: Por Técnico de Tribuna

Por: Por Técnico de Tribuna Antes del comienzo de la campaña, los dirigentes rayados y el mismo cuerpo técnico, nos mantuvieron a la expectativa sobre los refuerzos que se contratarían. Se tardaron semanas y semanas para definir a sus contrataciones, como si nos fueran a traer una gran figura que se uniera a la calidad de primer nivel de De Nigris, Arellano, Argemiro y "Tilón". Sin embargo, como suele ocurrir en esta ciudad y sobretodo con los aficionados del Monterrey, los soñados fichajes nunca llegan. "El precio del jugador no esta dentro de nuestro presupuesto", "No estaba en venta", "Ya lo tenemos apalabrado, solo falta firmarlo" y algunas otras frases son las clásicas de los directivos rayados para darle largas a las contrataciones de buenos jugadores. Es muy fácil para los aficionados, que hablemos a toro pasado. No obstante, tanto Pepé Treviño como Urdiales y Salvador, debieron de haber pensado que si Julio César Yegros no ha sido titular indiscutible en ninguno de los equipos que ha jugado, era lógico que no se tratara del refuerzo ideal. Esta tendencia se ha repetido en el cuadro regiomontano y el delantero paraguayo mantiene ese nivel mediocre que lo hacía anotar algunos goles pero también desaparecer por completo de varios partidos. Nuevamente, los amantes de los colores azul y blanco, salimos decepcionados del estadio Tecnológico como en el torneo pasado donde este equipo con Magdaleno Cano no tenía ni pies, ni cabeza. Sin discusión alguna, "la mejor contratación" para esta campaña ha sido el contención argentino Mario Grana que también ha dado algunos encuentros muy malos pero en comparación de Yegros y Sacramento, si ha rendido. Además, por más que juegue bien Grana, el ataque regiomontano se ve sin muchas armas para hacerle daño a los contrarios y más cuando no están en la alineación Antonio De Nigris y Jesús Arellano. La ofensiva norteña si tuviera en un buen nivel a Yegros y Sacramento, sería mucho más peligrosa y menos previsible para los adversarios. Es penoso ver como los dirigentes de otros equipos con mucho menor afición e infraestructura que los Rayados, puedan traer grandes jugadores extranjeros para nuestro futbol. El León tiene un excelente mediocampista como Guido Alvarenga que tarde o temprano va a despertar y va a ir al Mundial de Japón y Corea. El Celaya posee a Diego Fernando Latorre que no tiene nada que hacer en un conjunto modesto como los cajeteros. ¿Y los Rayados, a quién tienen? Como siempre en esta escuadra, el mejor jugador es el # 12 que nunca falta a los enfrentamientos de los Rayados en el estadio Tecnológico pagando de los boletos más caros de México, sin promoción alguna; que no recibe como premio ni siquiera un evento especial como el Día de la Foto y que se ha tenido que acostumbrar a ver los partidos de visitante del cuadro de sus amores por la televisión restringida. Cortesía de: mundoregio.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas