Al que se fue a la villa, le pusieron su silla...

Mediotiempo.com puede no estar de acuerdo con la opinión que aquí se vierte. Si deseas que publiquemos tu ideas, manda correo a: aficionado@mediotiempo.com.

Mediotiempo.com puede no estar de acuerdo con la opinión que aquí se vierte. Si deseas que publiquemos tu ideas, manda correo a: aficionado@mediotiempo.com. Por: Masiosare de La Monumental Mucho se ha comentado acerca de la salida de Mario Carrillo de la institución azúlcrema. Toda la semana la prensa estuvo duro y dale sobre lo mismo, sacando las cosas fuera de proporción, y tratando de buscar interpretaciones inexistentes, que solo en sus calenturientas mentes encontraron justificación alguna, en fin, que ya aburrían con su telenovela ¿Pero qué mas se podía esperar de estos obscuros y torvos sujetos? Lo que a mi en lo personal me sorprendió, fueron las morbosas murmuraciones difundidas por los propios americanistas, de hecho, inclusive alguien por ahí sugirió la posibilidad de algo turbio, por lo que el nombre del promotor Carlos Hurtado no tardó en aparecer de nueva cuenta, tal y como lo hace cada vez que alguien trata de atacar a Don Manolo, y el supuesto clan que dicen comanda ¿La opinión de Pérez Teuffer? Sinceramente a mi no me interesa en lo mas mínimo ¿Qué necesidad tenía Mario de soportar esta clase de presiones? Desde un principio se dijo que solo venia a suplir a Lapuente por un periodo no mayor a 3 meses, ya que este último tenia un problema médico ¿La reacción? Inmediatamente se hizo la forzosa referencia a su anterior trabajo en Puebla, y todos dudábamos muy seriamente de su capacidad como Director Técnico ¿Qué fue lo que paso? Nos calló la boca a base de buen fútbol y resultados ¿Acaso no tiene su merito? Tal vez en Puebla no le haya ido bien, pero por lo menos con América demostró sobrada capacidad ¿O me equivoco? Yo tal vez sea todavía muy joven, pero me ha tocado ver desfilar cualquier cantidad de técnicos de los mas diversos y variados orígenes, que poco o nada pudieron hacer en casi 13 años de amargura ¿Entonces? Mario Carrillo únicamente tomó al equipo para hacerle un favor personal a su amigo y maestro ¿Le convenía? Por supuesto que si ¿Acaso no resulta mas que evidente? Pero por algo Don Manolo lo recomendó ampliamente para el puesto, el sabia que no le iba a hacer una mala pasada, como también sabía de su calidad como entrenador, ya que siempre tuvo la intención de regresar, es mas, nunca se fue, de una u otra forma siempre estuvo al pendiente del equipo, por eso necesitaba de alguien que, fuera lo que fuera, se iba a hacer a un lado en el momento pactado con anterioridad ¿Qué hubiera pasado si Mario acepta quedarse? Pues nada, que simple y sencillamente, la prensa especializada sustituiría la nota, por el también amarillista titular de ocho columnas, sobre una posible injerencia tras bambalinas de Don Manolo, que ensuciaría su imagen para siempre de manera irremediable ¡Como si no los conociéramos ya! A final de cuentas, Papá les tiene que dar de comer ¿Quien mas? En México no estamos acostumbrados a ver gente que respete su palabra y crea todavía en la amistad. Mario Carrillo es un auténtico caballero y nos hubiera encantado que se quedara, pero, como bien dice, el equipo no es de el, y ahora tiene que regresar la estafeta a quien, como el general McArthur, algún día prometió que regresaría, y lo cumplió ¡Bienvenido de vuelta a Casa, Manolo! Vamos por el Bi-campeonato...

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas