¿Futbol, deporte, espectáculo o circo?

** Si quieres mandar tu opinión manda un correo a aficionado@mediotiempo.com

** Si quieres mandar tu opinión manda un correo a aficionado@mediotiempo.com Por: Juan Pablo Cantú Es tan polémico éste tema que seguro habrá muchas y distintas opiniones al respecto, y si fuera tan simple como lo piensa Manuel Lapuente, éste deporte difícilmente existiría. No es lo mismo jugar bien que jugar bonito, y es de ahí donde la diversidad de criterios interferiría al querer unificarlos. Entiendo por jugar bien, enlazar el juego llamado "espectacular" con el efectivo; es decir, conjuntar el ir al frente, el ser ofensivo y buscar la portería rival con una serie de estrategias y tácticas defensivas para no dejar escapar el resultado. Si éstos dos factores no se unen o sólo uno es el que prevalece, es imposible obtener los resultados anhelados. Ser campeón es la ambición, ¿pero, hasta cuándo ser campeón como sea es el objetivo?. Me cuestiono mucho en ese sentido, no dejo de buscar argumentos, no dejo de encontrar ni de sembrar dudas, y es que ¿es posible perder la ilusión de un campeonato al no haberlo disfrutado?… Lo que al aficionado en mayor medida le interesa son los goles, pero la belleza del futbol no es sólo eso. Una buena jugada, un vistoso taco, una elástica tijera, un llamativo sombrerito, un humillante túnel, una sutil barrida o una rabona resplandeciente siempre serán aplaudidos y reconocidos por gente que en verdad sepa apreciarlo. Hay casos en los que se leen o escuchan malos comentarios de partidos que terminaron sin goles, cuando seguro en ellos hubo mucho que rescatar; en resúmenes sólo las anotaciones cuentan, y de ahí nos enfocan una idea errónea en cuanto a ¿qué es lo que se debe apreciar del futbol?… Sentí una gran alegría al saber que dos equipos como Toluca y Monarcas llegaban a la final, sus merecimientos eran evidentes; segundo y tercer lugar respectivamente y siempre a un nivel parejo, nunca tirándose atrás y siempre con la filosofía "el ataque es la mejor defensa"… hay otros sin embargo, que de ganar de cualquier manera se basa su sistema, ¿no sería ilógico aburrirse 90 minutos, pero ganar gracias a algún autogol, un rebote o tal vez un error arbitral y tener el descaro de festejar?… Cuando el técnico de mi equipo dice textualmente: "el futbol no es un espectáculo, si quieren ver espectáculo vayan al circo…" es inminente morir en aspiraciones de algún día poder disfrutar un gran partido, redondo, contundente, de calidad y conformarme con mediocres victorias. No por nada Lapuente es el técnico más triunfador en liguillas, con más campeonatos y tal vez con más experiencia, mas no lo hace el que mejor juego transmite en sus conjuntos… ¿conformismo es lo que hace grande a un director técnico?… Me es imposible responder a todas esas preguntas, y gustaría de contar con su ayuda para llevarlo a cabo. La contrariedad que existe es grande y complicada, pero fácil de ocultar; abunda la gente que al parecer no lo nota o no lo quiere notar. Al final los que salimos perdiendo somos nosotros, porque el futbol es deporte y da la impresión de no importar lo que pensemos los que disfrutamos del mismo, los que lo apoyamos y lo hacemos subsistir…

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas